China crea un rifle láser capaz de prender fuego a una distancia de casi un kilómetro

Actualizado 09/07/2018 17:09:04 CET
Láser
PIXABAY 

   MADRID, 8 Jul. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La empresa china ZKZM Laser ha creado ZKZM-500, un arma que lanza un haz láser invisible capaz de atravesar paredes y ventanas y prender fuego a una distancia de hasta 800 metros en fracciones de segundo.

   El portal South China Morning Post ha informado de que ZKZM Laser, compañía propiedad del Instituto Xian de Óptica y Mecánica de Precisión de la Academia de Ciencias de China, en la provincia de Shaanxi, ha desarrollado un nuevo arma láser portátil que permite atacar a un objetivo que se encuentre a una distancia de casi un kilómetro.

   El arma láser, denominada ZKZM-500, produce un rayo de energía a una frecuencia invisible a la vista humana capaz de atravesar paredes y ventanas para causar la "carbonización inmediata" de la piel y los tejidos humanos.

El arma ha sido clasificada por sus creadores como 'no letal' pese a los daños que puede causar si se mantiene el gatillo apretado. Uno de los científicos del proyecto declaró al medio citado que el dispositivo puede quemar ropa en una "fracción de segundo", y añadió que si la tela de la prenda es inflamable, la persona arderá.

   ZKZM-500, con 15 milímetros de calibre, pesa tres kilos y tiene un alcance de 800 metros, por lo que podría utilizarse en diversos entornos militares. ZKZM Laser busca actualmente un socio con licencia de producción de armas o del sector de defensa para comenzar la producción en masa, con un precio unitario de 15.000 dólares, 12.880 euros al cambio. Las primeras unidades podrían recalar en los escuadrones antiterroristas de la policía china.

   Este arma hace uso de baterías de litio recargables, parecidas a las integradas en los 'smartphones', y ofrece la posibilidad de realizar más de mil 'disparos' de una duración inferior a dos segundos.

   El uso de los rifles láser estará reservado exclusivamente al ejército y la policía de China y su producción estará controlada por el peligro de uso indebido que puede suponer este tipo de armas.

   Chengdu Hengan, una compañía de fabricación de equipos policiales, también lanzó una especie de ametralladora láser el mes pasado capaz de realizar cientos de disparos al apretar el gatillo y con un alcance de 500 metros.

   En 2015 el gobierno chino destinó 2.000 millones de yuanes (aproximadamente 259 millones de euros al cambio) para el desarrollo de dispositivos láser compactos y potentes.

   Este amplio presupuesto generó preocupación en Estados Unidos, que durante los últimos años ya ha reportado haber recibido ataques con armas láser desde bases militares chinas. La última queja tuvo lugar el mes pasado por lesiones leves en los ojos de dos pilotos del ejército estadounidenses.

   En lo relativo a la regulación, existe el Protocolo de las Naciones Unidas de 1980 sobre armas láser cegadoras de generaciones anteriores, prohibiendo el uso de las que podrían causar la pérdida permanente de la visión, pero no hay ningún protocolo específico para armas de última generación como el ZKZM-500.

Contador