El presente y futuro de la inteligencia artificial, puestos a debate

 

El presente y futuro de la inteligencia artificial, puestos a debate

Inteligencia artificial IA Intel Indra Microsoft AEPIA
HILL+KNOWLTON STRATEGIES
Publicado 16/06/2017 17:20:37CET

   MADRID, 16 Jun. (Portaltic/EP) -

   No cabe duda de que cada vez hay más máquinas y dispositivos con la tecnología de inteligencia artificial integrada. Pese a ello, las dudas ante un posible impacto negativo en ámbitos laborales, judiciales y éticos aún preocupa a mucha gente. Además, suele haber mucha confusión entre cuáles son las tecnologías de inteligencia artificial y cuáles no.

   Estos temas han sido puestos a debate en la conferencia 'Inteligencia artificial: el futuro del futuro', organizada este jueves por Intel. El debate ha contado con la participación de representantes de empresas y asociaciones tecnológicas como Carlos Clerencia, director general de Intel para España y Portugal; Ester de Nicolás, technical evangelism manager de Microsoft; Mariano Ortega, senior practice manager de Indra; y Amparo Alonso, presidenta de la Asociación Española de Inteligencia Artificial (AEPIA). La conferencia estuvo moderada por Sergio Martín, presentador de Los Desayunos de TVE.

¿QUÉ ES LA IA?

   Para empezar con el debate, se preguntó a los conferenciantes cómo definirían la inteligencia artificial debido a las dudas que suele haber entre la población general. "La gente suele pensar en robots cuando se habla de IA, pero esto no tiene porqué ser así" explica Clerencia, que define a los robots como el cuerpo y a la inteligencia artificial como la mente. "Son solo algoritmos y matemáticas en una máquina", apunta.

   En este sentido, Ester de Nicolás concuerda en que la mayoría de la gente suele confundirse al hablar de inteligencia artificial. "Las mayorías de las IA son 'narrow' o estrechas, sirven a propósitos concretos y no generales", aclara la directiva de Microsoft, aunque también destaca que estas máquinas son capaces de cumplir su objetivo "más rápido y mejor que los humanos". Sin embargo, la IA podría llegar a tener un ámbito más amplio, según explica Clerencia, quien vaticina que entre 2050 y 2070 se desarrollará una máquina conceptualmente similar al cerebro humano.

   "Cuando actúan, las máquinas se comportan con el nivel cognitivo de una mente humana", añade Amparo Alonso, quien opina que la inteligencia artificial no es algo futurista. "Ya es una tecnología 'mainstream' a disposición del público con herramientas como Siri y Cortana", añade la presidenta de la AEPIA sobre el éxito de las IA, que se ve reflejado en el aumento del número de trabajadores y expertos del sector, multiplicado por diez en los últimos años.

¿LA IA NOS ROBARÁ EL TRABAJO?

   El aumento de IA cada vez más sofisticadas es un hecho, aunque esta realidad no satisface a todos. Muchos temen que las máquinas con inteligencia artificial pueda llegar a destruir puestos de empleo, algo que puede pasar, según Mariano Ortega. En este sentido, el directivo de Indra admite que habrá un proceso de adaptación en el que "nos vamos a tener que recolocar".

   Clerencia concuerda señalando que la tecnología siempre ha destruido y creado puestos de empleo, aunque en el caso de la inteligencia artificial "es imprevisible a medio y largo plazo". En esta premisa también se encuentra Ester de Nicolás, quien explica que "es ingenuo predecir las consecuencias" porque habrá que "ir aplicando miles de lecciones a medida que se desarrolla la tecnología". Además, también ha querido tranquilizar señalando "que la IA es complementaria al ser humano, no sustitutiva".

   En este sentido, mucho se ha hablado sobre la posibilidad de que se establezca una renta básica universal para humanos si en un posible futuro la IA se encarga de realizar la mayoría de trabajos. Ortega cree que el establecimiento de esta renta sería posible, aunque Clerencia opina que "con la sociedad actual sería complicado".

   Por otra parte, Alonso y de Nicolás señalan que esta hipotética renta sería posible si se cumpliesen matices como la implicación política en los avances tecnológicos, algo reclamado por la presidenta de la AEPIA. "La legislación siempre va por detrás de la sociedad", denuncia también Carlos Clerencia.

CUESTIONES ÉTICAS

   El principal objetivo de la IA es "empoderarnos como personas", según detalla Amparo Alonso, aunque como toda tecnología también tiene su doble vertiente. Por ejemplo, la tecnología IA podría acabar usándose en el sector armamentístico, o en terrenos como la sanidad un error de las máquinas podría llevar a fatales consecuencias. ¿Hay que temer a estos posibles inconvenientes?

   Ester de Nicolás cree que no hay que temer al establecimiento de la IA en la vida cotidiana, pues los pros superan a los contras. "Jamás en la historia de la humanidad tanta gente ha tenido acceso a tecnología tan novedosa" señala, aunque para asegurar un buen disfrute los desarrolladores de IA tendrán que hacerlo todo bien. "Un gran poder conlleva una gran responsabilidad", resume la directiva de Microsoft parafraseando la popular cita de los cómics de Spider-Man.

Este tema es bastante recurrente cuando se habla de los coches automáticos y su reacción en caso de accidente, aunque la presidenta de la AEPIA responde esta pregunta con otra. "¿Cuando alguien se sube a un coche ajeno, sabe cómo va a reaccionar el conductor en caso de accidente?" destaca Alonso, que reduce este tema a una "cuestión de confianza".

   "Lo bueno o malo no es cuestión de cálculo", destaca Mariano Ortega. De esta forma, el directivo de Indra concluye que el ser humano es el único ser que puede discernir entre estos dos términos, y que la "IA debe funcionar como una inteligencia amiga".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies