Las 'telecos' europeas advierten del peligro de recortar ayudas al sector

Recurso antena de comunicación
JFJWAK CC FLICKR
Actualizado 05/02/2013 15:47:09 CET

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Asociación de Operadores de Telecomunicaciones Europeos (ETNO), que agrupa a empresas como Telefónica, Telecom Italia, France Telecom o Deutsche Telekom, ha pedido en una carta remitida a las autoridades comunitarias que no se reduzcan las ayudas al sector y ha advertido de los peligros que conllevarían estos recortes.

En concreto, en esta misiva, a la que ha tenido acceso Europa Press, la asociación muestra su deseo de que el Instrumento de Interconexión para Europa (CEF, en sus siglas en inglés) no se vea penalizado en el proceso de negociación del Programa de Financiación Europeo.

En la carta dirigida al primer ministro irlandés, Enda Kenny, al presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y al presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, la asociación advierte de que en tiempos de dificultades económicas y de desempleo en Europa es importante concentrarse en aquellos recursos o políticas que pueden revertir la tendencia e impulsar la innovación, la producción y la creación de empleo a corto y medio plazo.

Según recoge ETNO en la carta dirigida a las autoridades comunitarias, la inversión que gestiona el CEF impulsará la penetración de la banda ancha y ayudará a lograr los objetivos a 2020 y los de la Agenda Digital Europea.

La posibilidad de que el presupuesto final para el CEF se viera reducido sería una decisión con "escasa visión de futuro", ya que las redes de banda ancha constituyen una infraestructura crítica para la competitividad de nuestra economía, ha añadido ETNO.

Además, para la asociación el impulso de proyectos relacionados con el CEF actuaría como el catalizador necesario para generar mayores inversiones privadas en beneficio tanto de los negocios como de los ciudadanos europeos.

Esta carta se envía a las autoridades comunitarias ante la reunión del próximo 7 y 8 de febrero en Bruselas donde se discutirá el Programa de Financiación de Infraestructura de la Unión Europea, lo que podrían afectar al plan CEF, que agrupa las ayudas a los sectores de energía, transportes y telecomunicaciones.