La Universidad San Jorge anticipa el futuro con el nuevo grado en Bioinformática

Actualizado 11/06/2018 11:35:45 CET
El rector de la Universidad San Jorge, Carlos Pérez Caseiras
USJ 

Esta disciplina puede proporcionar avances significativos para tratar patologías complejas, como el cáncer

   ZARAGOZA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El rector de la Universidad San Jorge (USJ), Carlos Pérez Caseiras, ha explicado que el próximo curso 2018-2019 amplía su oferta académica a través del grado de Bioinformática, una titulación con la que pretenden anticiparse al futuro en un área de conocimiento para la que se prevé una elevada demanda de profesionales.

   Según ha subrayado en declaraciones a Europa Press, la USJ quiere dirigirse "hacia ámbitos novedosos, pioneros, que respondan a las necesidades de futuro" de la sociedad y este es un campo "que tiene un enorme potencial e interés" también a corto plazo ya que "está experimentando un crecimiento muy rápido".

   Así se lo han trasladado expertos como el director del Centro Nacional de Supercomputación, Mateo Valero, que fue el padrino de los graduados en la promoción de 2018 de la USJ. "Nos informó de que una de sus líneas más prometedoras tiene que ver con la Bioinformatica", ha comentado el rector.

   "Esta disciplina supone aplicar la informática para resolver problemas biológicos", de forma que "pone al servicio de las ciencias de la vida y de la salud los grandes avances que se están produciendo en el área de la tecnología de la información, la inteligencia artificial y el Big Data biológico".

   Pérez Caseiras ha precisado que para la elaboración del plan de estudios se ha contado con la colaboración de profesores e investigadores de la Universidad de Cambridge, en concreto, del grupo liderado por Andreas Bender.

   Desde el área de Farmacia de la USJ existe un grupo de investigación que mantiene contactos con el grupo de Bender que ha permitido esta cooperación. Crear este grado va a posibilitar incrementar el trabajo conjunto en proyectos de investigación "punteros" centrados en este ámbito, ha afirmado el rector.

AVANCES

   Pérez Caseiras ha detallado que la Bioinformática es una disciplina "relativamente novedosa en todo el mundo", pero está adquiriendo un gran desarrollo ya que "puede proporcionar avances muy significativos para solucionar graves problemas de salud".

   En concreto, ha indicado que se prevé que contribuya al tratamiento de patologías complejas, como el cáncer. "Estamos convencidos de que el próximo gran avance para su cura vendrá de la mano de la Bioinformática" puesto que hace posible "tratar grandes conjuntos de datos".

   Igualmente, contribuirá al desarrollo de una medicina personalizada y al impulso a los grupos de investigación centrados en las ciencias de la vida y la biología.

   Por todo ello, el rector ha manifestado que han apostado por un campo "que tiene un enorme desarrollo e interés, tanto para la investigación, como para la industria farmacéutica en el desarrollo y diseño de nuevos medicamentos".

   Con esta nueva titulación, la USJ, perteneciente al Grupo San Valero, "se anticipa" y "ofrece a la sociedad perfiles que estamos seguros que se van a demandar en gran número". Esta universidad será la segunda de España que cuente con este grado, que ya se imparte en Barcelona.

   La Universidad San Jorge recibió hace unas semanas la aprobación de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) para impartir este grado a partir de septiembre, con 40 plazas y, recientemente, del Consejo de Universidades.

BASE DOCENTE E INVESTIGADORA

   El rector ha indicado que la USJ tiene "sólidos fundamentos" en las dos áreas de conocimiento vinculadas a este grado puesto que imparte desde hace varios años Ingeniería Informática y Farmacia, por lo que se dispone de docentes e investigadores preparados para la nueva titulación. "Pensamos que podemos desarrollar un grado muy atractivo".

   Esto va a permitir también que los alumnos de Bioinformática puedan cursar dobles titulaciones, bien con Ingeniería Informática, bien con Farmacia. "Tiene puntos de vinculación importante con ambas".

   El nuevo grado ha sido diseñado con una duración de tres años y 180 créditos. En caso de que se combine con Ingeniería Informática --carrera que dura cuatro años--, el alumno debería estar en la universidad cinco años. Si se estudia junto con Farmacia --que es de cinco años-- la permanencia se extiende a seis cursos.

   Pérez Caseiras ha expuesto que estas dobles titulaciones estarían dirigidas para alumnos que persigan una "especialización más profunda". En este sentido, ha indicado que aspiran a atraer estudiantes que tengan una vocación hacia la Ingeniería Informática, pero con preferencia hacia la rama biológica, o a quienes les guste la Farmacia, pero también la computación.

   El título de tres años de Bioinformática también se dirige a personas que ya poseen una carrera y "quieran encontrar una especialización que su grado original no les permitía". También ha informado de que en el nuevo grado se ha aumentado la proporción de actividades prácticas, combinadas con "la importancia teórica".

CONTENIDOS DE LA CARRERA

   La titulación comienza con asignaturas básicas de matemáticas, programación, bases de datos, biología, química, fisiología y genética y termina con asignaturas como análisis ómico computacional --para estudiar los genes o las proteínas en un ordenador--, o toxicología computacional --para analizar la toxicidad de fármacos u otros compuestos químicos--.

   Los profesores de la USJ que se han encargado de coordinar e impulsar este nuevo grado, Elisa Langa y Jesús Carro, han precisado que las prácticas van están muy presentes y comienzan desde primero.

   Incluyen prácticas de laboratorio de biología o química, así como de programación en el primer curso, si bien a lo largo del grado se irán aproximando a la práctica profesional, como el diseño de modelos computacionales para predecir la acción de un fármaco o buscar biomarcadores relacionados con el cáncer u otro tipo de patologías.

   Por lo que se refiere a las prácticas en empresa, desde la USJ se ofertarán entidades donde llevar a cabo tanto las curriculares del grado, como las extracurriculares, en hospitales, centros de investigación, empresas privadas, fundaciones o asociaciones de pacientes.

   Los coordinadores han aclarado que en el caso de estudiar una doble titulación, se ha previsto que cada año se hagan una o dos asignaturas de Bioinformática, en un horario para que coincidan antes o después de las otras clases y así los estudiantes disfruten de un horario lo más compacto posible.

ESTUDIOS PREVIOS SON ACONSEJABLES

   Elisa Langa y Jesús Carro han comentado que es importante haber cursado un bachillerato tecnológico o biosanitario ya que esta titulación "se sustenta en ambas áreas" y aunque las carencias se pueden superar, es importante reducirlas al máximo.

   Además, han aconsejado a quienes se estén pensando hacer Bioinformática acudir a la USJ para conocerla en detalle. "Si un alumno tiene gusto por las nuevas tecnologías y le llama el sector biomédico, sin duda es una titulación con la que podrá disfrutar, y esto, de cara a un futuro profesional, es fundamental", ha resaltado.

   Respecto a las salidas profesionales, los coordinadores han precisado que con Bioinformática se podrá trabajar tanto en la industria farmacéutica y biotecnológica, como en centros sanitarios o de investigación. Habitualmente, sus puestos de trabajo se enmarcan en equipos multidisciplinares, colaborando con biólogos, químicos, farmacéuticos, médicos y biotecnólogos.

   "Son muchos los campos en los que tienen necesidad de estos perfiles y tendrían cabida dentro del sector biomédico, en el desarrollo de fármacos, en la medicina personalizada, en las terapias génicas, o en la biotecnología animal, agrícola o forense", han considerado, al tiempo que han argumentado que "no es que ésta sea una profesión de futuro, es que es ya una realidad y conlleva una proyección a corto y largo plazo muy importante".