Los troyanos y los programas espía son la principal amenaza

Actualizado 10/10/2012 13:44:47 CET

MADRID, 10 Oct. (Portaltic/EP) -

Los troyanos representan el 44 por ciento de las nuevas amenazas identificadas, mientras que los programas espía han duplicado su número, creciendo un 108 por ciento en los primeros seis meses de 2012 con respecto al mismo periodo del 2011. A estas amenazas hay que añadir que las 'botnets' siguen creciendo y ganando nuevas víctimas.

De esta forma, los troyanos y los programas espía, aquellos cuya función es recolectar información de la máquina infectada y monitorizar sus movimientos, encabezan el ranking de amenazas del último informe de malware elaborado por G Data SecurityLabs. Las dos categorías constituyen más del 60 por ciento de los nuevos programas maliciosos detectados por el fabricante alemán.

Entre los troyanos, que suponen el 44 por ciento de las nuevas amenazas, aumentan considerablemente los programas maliciosos de tipo 'ransomware'. Se trata de un tipo de malware cuyo objetivo es el robo de información para conseguir posteriormente ingresos con el chantaje a la víctima.

De ese tipo de malware, destacan los troyanos bancarios, cada vez más numerosos, versátiles, "profesionales" y dañinos. Los troyanos bancarios han aumentado casi en un 14 por ciento respecto al semestre anterior, de lo que G Data deduce que la banca online se ha establecido como un auténtico mercado en la economía sumergida de Internet.

La versatilidad de este tipo de malware y su enorme capacidad de adaptación les hacen especialmente peligrosos. Así se ha podido comprobar con el troyano ZeuS, que se ha mantenido activo gracias a las múltiples versiones basadas en su código fuente y que todavía sobrevive en varios clones, algunos tan sofisticados como el llamado Gameover, capaz de distribuirse vía P2P.

Además del preocupante avance de los troyanos, se multiplican los programas espía, que han experimentado un notable crecimiento en el último año (un 108 por ciento respecto al primer semestre de 2011) y constituyen ya el 17,4 por ciento de todas las amenazas. Dentro de estos programas maliciosos, se han mostrado especialmente activos tanto los destinados a robar credenciales de acceso a juegos online.

Otro elemento malicioso que está en crecimiento son las 'botnets', redes de equipos controlados. El número creciente de puertas traseras (backdoors) y descargadores (downloaders), las amenazas más utilizadas para la recolección de nuevos zombis, así lo confirman.

Las 'botnets' se utilizan, por ejemplo, en ataques de denegación de servicios (DDoS, derribo de servidores por saturación de peticiones) y envío de 'spam'. Las dos categorías alcanzan un 28 por ciento del total de las nuevas amenazas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies