Análisis de Gravity Rush 2: El divertido poder de manipular la gravedad

 

Análisis de Gravity Rush 2: El divertido poder de manipular la gravedad

Gravity Rush 2PLAYSTATION

Videojuego

Análisis de Gravity Rush 2: El divertido poder de manipular la gravedad

   MADRID, 23 Ene. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La primera parte de Gravity Rush llegó a PSVita allá por el 2012, siendo uno de los primeros lanzamientos de la portátil y convirtiéndose en uno de los mejores títulos de la consola. El año pasado los usuarios de la hermana mayor tuvieron la suerte de disfrutar también de las primeras aventuras de Kat en forma de remasterización, con un apartado gráfico mejorado y todo el contenido descargable incluido.

   En esta segunda incursión, ya en exclusiva para PlayStation 4, volvemos a ponernos en la piel de Kat en una aventura que multiplica el mundo de la primera parte y añade algunas mejoras. En Portaltic ya hemos podido probar el juego y aquí os dejamos nuestro particular análisis de Gravity Rush 2.

   Antes de ponernos al mando debemos tener en cuenta que lo más recomendable, aunque no esencial, es haber jugado al anterior título para conocer mejor quiénes son los personajes, cuáles son sus poderes y cómo es el peculiar mundo donde se encuentran. En cualquier caso, Sony Japan Studio ha puesto a nuestra disposición un corto de animación desde Youtube (algo que ya utilizó Square Enix con Final Fantasy XV) que sirve como enlace entre ambos juegos.

   

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Al empezar nos encontramos en el asentamiento minero de Banga, una ciudad situada muy lejos de Hekseville. Kat ha perdido sus poderes y trabaja extrayendo mena (un preciado mineral) al mando de la líder de la ciudad, Lisa. Poco a poco recuperaremos los poderes a través de variadas misiones, en la que podremos alternar entre principales y secundarias.

   El juego está dividido en cuatro distritos muy diferentes entre sí que están ubicados en el aire, a los que podremos acceder manipulando la gravedad y volando hacia ellos. Las mecánicas de control y acción principales son muy parecidas al del primer juego. Podemos alterar la gravedad, flotar y movernos con total libertad por todos sus escenarios, además de luchar.

   Pero hay novedades. Contaremos con dos estilos de gravedad diferentes, además del normal: el estilo lunar, mediante el que se reduce el peso de Kat y seremos más rápidos y ágiles; y el estilo júpiter, que aumenta el peso de Kat, lo que nos hará ser más lentos pero más fuertes. La combinación de ambos estilos volverá los combates más dinámicos y estratégicos.

   Otra novedad es la obtención de una cámara de fotos. Con ella podremos capturar cofres que se encuentran escondidos en diferentes partes y que tienen en su interior diversos objetos entre talismanes y gemas. Las fotos servirán para que otros usuarios puedan localizar el cofre. Con la cámara también podemos hacer fotos al paisaje o 'selfies' a nuestra protagonista y otros jugadores las valorarán, consiguiendo --si la foto gusta-- desbloquear poses o trajes.

MEJORA LA JUGABILIDAD Y EL APARTADO ARTÍSTICO

   Todas las habilidades de Kat se podrán mejorar. Características como la salud o la potencia de nuestros golpes pueden subir de nivel gracias a gemas que encontraremos por todos lados, con ellas "compraremos" el aumento de nuestros poderes, dando un pequeño toque RPG al juego.

   A nivel técnico, Gravity Rush 2 mejora notablemente con respecto a su antecesor y tenemos un diseño más pulido y cuidado, aunque observamos algo de 'popping' por las ciudades y algunos movimientos toscos, fuera del personaje principal. Por su parte, el apartado artístico luce sobresaliente, siendo una de las grandes bazas del título.

   Disfrutaremos con el diseño de los personajes, el de los escenarios y de la forma en la que se cuenta la historia, a través de viñetas que beben de influencias del cómic francés y el manga japonés. La música vuelve a correr a cargo de Kohei Tanaka, con bellas melodías muy diferenciables para cada distrito.

   La duración de la aventura es más que correcta pudiendo llegar a unas 20 horas si nos entretenemos en misiones secundarias y desafíos. En definitiva nos encontramos ante una aventura más pulida, completa y adictiva que gustará tanto a los que disfrutaron de la primera parte como a los nuevos jugadores.

   Si tuviésemos que destacar algo, nos quedamos con el carisma de los personajes, el estilo visual, el combate con las nuevas habilidades de Kat y el diseño de escenarios. Por contra, nos falla en ocasiones el control de la cámara, que puede llegar a ser confuso y arruinar algunos momentos de tensión, y el hecho de que haya muchas misiones secundarias pero muy repetitivas.

 

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies