Por qué es buena idea desempolvar o comprar una PS3 o Xbox 360 en pleno 2017

362964.1.644.368.20170808085937
Vídeo de la noticia
Publicado 08/08/2017 8:59:37CET

   MADRID, 8 Ago. (EDIZIONES/Portaltic) -

La generación actual de videoconsolas lleva muchos años en pie, desde 2013, y aún le queda vida por delante. Play Station 4 y Xbox One siguen en pleno auge, mientras que PS4 Pro y Xbox One X son las dos máquinas más potentes del mercado. La Nintendo Switch va aparte, pero es uno de los aparatos más demandados por los consumidores.

Aún así, a pesar del panorama tecnológico actual y de que estamos en pleno año 2017, las antiguas PS3, Xbox 360 o incluso Wii U siguen presentes en muchas casas, en el fondo de los cajones o armarios, así como en tiendas de segunda mano, a la espera de que ocurra algún milagro y vuelvan a ser jugadas.

Contra todo pronóstico, y a pesar de lo que puede parecer a primera vista, la antigua generación tiene aún bastantes posibilidades, tanto para los más jugones como para los jugadores más casuales. ¿Quieres saber cómo y por qué es buen momento para aprovechar esas consolas y que dejen de ser un mero objeto de decoración? Atento.

SU POTENCIA NO DEJA TANTO QUE DESEAR

Comparadas con la generación actual, estas consolas van un poco cortas de potencia, pero no tanto como puede parecer. Está claro que los primeros juegos no exprimen todo el potencia de 'hardware', pero los últimos ya son otro tema.

Se trata de videoconsolas capaces de retransmitir a 1080p o Full HD (en el caso de la Xbox 360, los juegos son a 720p reescalados a 1080p; los de PS3 tienden a ser 720p reescalados porque así utilizan menos recursos de la consola, pero los hay a 1080p) y con la capacidad suficiente para que los juegos vayan fluidos y estables a 30 fps. La optimización y la fluidez de los juegos no dependen de la consola, sino de cómo la desarrolladora utiliza los recursos y de cómo saca las versiones de los juegos al mercado.

Aquellos títulos con problemas de fluidez muchas veces se acababan arreglando con actualizaciones posteriores a su salida al mercado y los 'bugs' o errores nos los encontramos en PS3, en Xbox One o en PC, independientemente de cuánto tiempo tenga el aparato.

Los juegos se ven bien para la época en la que salieron e incluso muchos de ellos se siguen viendo bien actualmente. La potencia y los gráficos no son excusas para dejar de lado estas videoconsolas; todavía tienen mucha guerra que dar.

LA LIBRERÍA DE JUEGOS ES INMENSA

Juegos de todos los tipos y para todos los gustos, con gráficos más antiguos o actuales, títulos autoconclusivos o sagas enteras. Ambas consolas cuentan con infinidad de posibilidades, cientos de títulos 'triple A' o 'indies' que se adaptan a todo tipo de públicos y que se pueden disfrutar a lo grande.

En Xbox 360 se puede encontrar la saga Gears of War o el primer Forza Horizon, por ejemplo; en Play Statation 4 se puede jugar a Uncharted o The Last of Us. Y eso sin contar los Battlefield, Call of Duty y otras sagas gran éxito 'online', además de juegos famosos como GTA V, Beyond Two Souls o varios títulos de Halo.

Sí que es verdad que conforme más antiguos son, más se nota el tema de que es un 'hardware' más recatado, pero los gráficos ya se sabe que no son todo (y aún así los juegos, como ya hemos dicho, se veían bastante bien y no tenía por qué haber problemas de estabilidad). Para jugar y pasarlo bien no hacen falta gráficos 4K y un motor gráfico revolucionario.

En definitiva, hay cientos y cientos de juegos a la venta que se pueden conseguir por muy poco dinero (más aún si se adquieren de segunda mano) y eso equivale a miles de horas de juego y de diversión. Es más, franquicias como PES, FIFA o Just Dance siguen sacando juegos para estas consolas. No se necesita mucho más.

SIGUEN TENIENDO SOPORTE PARA JUEGO ONLINE

Aunque muchos no se lo crean, tanto PlayStation 3 como Xbox 360 siguen teniendo soporte para jugar 'online' desde cualquier parte del mundo.

En el caso de Xbox 360, se requiere el servicio de pago Xbox Live Gold. Desde 6,99 euros al mes no solo se puede jugar a juegos multijugador, sino que Microsoft también incluye acceso gratuito a una colección de juegos, descuentos exclusivos u otras ventajas. Aún hay miles de jugadores que se conectan a este servicio, por lo que será difícil que tengas problemas para jugar 'online' (al menos en las entregas más populares).

Si hablamos de PlayStation 3, aquí el servicio multijugador es gratuito, por lo que se encuentra a mucha más gente conectada que en la consola anterior.

En ambas consolas sigue existiendo un soporte oficial, de tal manera que si hay algún problema con la suscripción, caídas de servidores o cualquier otro inconveniente con tu cuenta o con el juego, tanto Sony como Microsoft lo arreglan.

SI NO LAS TIENES, COMPRARLAS NO ES MALA IDEA

Tanto PlayStation 3 como Xbox 360 (o Wii U, si estás interesado en los juegos de Nintendo) tienen un precio muy bajo, más aún si hablamos de una compra de segunda mano. Cualquiera de ellas se puede adquirir por unos 80 euros o menos, mando incluido, dependiendo de si es venta en establecimiento, eBay o directamente con un propietario. Y eso si hablamos de los últimos modelos, porque si nos centramos en las primeras versiones de cada consola, el precio se reduce significativamente.

No se trata de un desembolso económico elevado, y dado que la gran mayoría de los juegos se pueden conseguir por cinco euros o menos, al final comprarla no es una mala idea teniendo en cuenta todo lo que ofrece.

LAS 'APPS' DE OTROS SERVICIOS SIGUEN FUNCIONANDO

Cualquiera de las videoconsolas se pueden seguir usando como reproductor multimedia. Tanto PS3 como Xbox 360 incorporan diferentes opciones para que puedan ser útiles como centro multimedia en una casa, entre las que destaca la posibilidad de descargar aplicaciones como Netflix, Spotify, YouTube o Twitch.

Gracias a la conexión a Internet, se pueden descargar 'apps' de servicios para consumir contenido en 'streaming'. La mayoría de estos servicios siguen funcionando gracias a que las compañías todavía dan soporte, por lo que se pueden utilizar como reproductor multimedia de manera fácil y cómoda (y sin tener que pagar nada extra por ello).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies