Detroit: Become Human, la revolución de los androides en la que serás el protagonista

Detroit: Become Human
PlayStation/Quantic Dream
 Detroit: Become Human  Detroit: Become Human  Detroit: Become Human  Detroit: Become Human
Publicado 09/06/2018 12:59:51CET

   MADRID, 9 Jun. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Detroit: Become Human ofrece la posibilidad al jugador de sumergirse en el Detroit de 2038, una ciudad en la que los androides han pasado a ser una parte importante de la sociedad desempeñando todo tipo de empleos. La historia de los androides cambia cuando éstos comienzan a percibir sentimientos y a replantearse su rol en la sociedad, queriendo incluso poseer los mismos derechos que los humanos.

   El videojuego desarrollado por Quantic Dream rompe todos los esquemas establecidos hasta ahora en el mundo de los videojuegos, puesto que busca que el jugador cree su propia historia en base a las decisiones que éste va tomando durante el transcurso del juego, decisiones que deberá tomar en segundos, como si se tratase de una acción en el mundo real.

   Detroit: Become Human no destaca por sus controles, puesto que el jugador simplemente debe mover el Joystick para que el personaje se desplace y en ocasiones pulsar determinados botones que el juego señala para realizar algunas acciones.

   En cambio, este título sí destaca por su innovadora forma de desarrollar la trama. Cada jugador desarrollará la historia de sus personajes según las elecciones que realice, ya que cada conversación en el juego tendrá una trascendencia y sus propias consecuencias en el desarrollo del personaje. De este modo, el videojuego no cuenta con un solo final, sino que existen varios estrechamente ligados con las elecciones realizadas durante su transcurso.

   Detroit: Become Human se centra en la historia de tres personajes androides: Markus, Connor y Kara. Markus es el mayordomo androide de Karl, un anciano rico y amante de la pintura que no posee movilidad y se desplaza en silla de ruedas; Connor es el último modelo de androide creado en Detroit y desempeña la labor de inspector policial junto a otro humano. Connor es capaz de analizar una escena del crimen con todo detalle y reconstruirla; Kara es un androide que realiza las labores de hogar en una familia.

   En la sociedad de Detroit algunos androides comienzan a presentar las denominadas 'divergencias', por las que empiezan a experimentar sentimientos, como el miedo o el aprecio, y a replantearse si deberían contar con derechos para equipararse a los humanos. Los personajes tendrán un papel importante en el desarrollo de esta situación y en base a las decisiones que tome el usuario se seguirá un rumbo u otro. Para una mejor experiencia de usuario es recomendable jugar en modo experto, ya las acciones tendrán más peso que en el modo normal.

   Quantic Dream ha querido plantear algo más que un videojuego, mostrando una profunda reflexión sobre lo que podría ocurrir en un futuro cercano con los robots. La llegada de los androides a la ciudad ha supuesto numerosas ventajas, pero también aspectos negativos que aumentan cuanto más se asemejan los androides a los seres humanos.

   Detroit: Become Human es un título especial, que quizás no guste a todos los jugadores de PlayStation 4 por sus limitados controles, pero encantará a los amantes del cine y las buenas historias dentro de un videojuego que quieran sumergirse en una sociedad futurista en la que, como androides, serán dueños de su propio destino.