'eSports' para principiantes: esto es lo que debes saber sobre los deportes electrónicos y cómo iniciarte en ellos

 

'eSports' para principiantes: esto es lo que debes saber sobre los deportes electrónicos y cómo iniciarte en ellos

Deportes electrónicos
CREATIVE COMMONS/ MAXIME_FORT / FLICKR
Actualizado 20/07/2017 16:11:25 CET

   MADRID, 20 Jul. (EDIZIONES/Portaltic) -

   Los 'eSports' están de moda. Se trata de una parte de la industria de los videojuegos que crece por momentos a niveles desorbitados en cualquier parte del mundo. Cada vez es más y más la gente que se suma al carro, ya sea como meros visionarios de los encuentros o como jugadores competitivos.

Las previsiones indican que el negocio de los 'eSports' va a mover casi 700 millones de dólares a nivel global en este 2017, una cifra bastante importante para tratarse de un aspecto que aún se encuentra en auge. Solo en España hay 3,9 millones de personas que consumen 'eSports' regularmente, según cifras de la organización Play the Game. En 2016 esta industria generó en el país peninsular 4,5 millones de euros.

¿A qué se deben estas cifras? Los videojuegos son un gran método de entretenimiento; hoy en día raro es que no haya alguien que no eche unas cuantas partidas a algo, ya sea en consolas de sobremesa, portátiles, en ordenador o en teléfonos móviles. El crecimiento de los usuarios y las posibilidades de juego 'online' que han ido apareciendo con los años han precipitado nuevas formas de entretenimiento dentro de este campos.

Los 'eSports', una de esas fórmulas, han pasado de no ser apenas conocidos (y poco más que repudiados) a generar ingresos multimillonarios gracias a los patrocinadores y a la publicidad (y, por supuesto, al público que los consume). Mucha gente compite ya no solo por mero entretenimiento, sino también como método para ganarse la vida, como trabajo en su día a día.

Si eres jugador casual y quieres dar el salto al ‘gaming’ competitivo o te has cruzado con algún vídeo o programa de eSports y te interesa saber cómo funcionan los deportes electrónicos o cómo iniciarte en ellos, a continuación te damos los detalles básicos para que tengas un punto de partida claro.

¿QUÉ SON LOS ESPORTS? ¿EN QUÉ JUEGOS PUEDES COMPETIR?

Los 'eSports' son competiciones de deportes electrónicos; la única diferencia con la Champions League o los Play Offs de la NBA, por ejemplo, es que los 'eSports' se juegan delante de videoconsolas u ordenadores, pero siguen el mismo patrón que cualquier otro deportes: un número X de jugadores o equipos compiten entre sí en un género determinado para ir pasando las fases y hacerse con la victoria final (y el correspondiente premio, por supuesto).

Hoy en día, esta industria abarca prácticamente cualquier género de los videojuegos, desde simuladores deportivos pasando por otros tipo MOBA o de disparos en primera persona. El LoL (League of Legends), el Dota 2, el CSGO o el FIFA son algunos de los más comunes, pero también se puede competir en Clash Royale, Call of Duty, Starcraft, Hearthstone, Smite u Overwatch, entre otros. Raro es que un juego que cuente con multijugador no tenga competición oficial de 'eSports'.

El origen de esta disciplina se sitúa en 1981, cuando Atari organizó un campeonato oficial de Space Invaders en Estados Unidos. En aquel entonces participaron más de 10000 jóvenes, pero con el ‘boom’ de los cibercafés de los años 90 y la posterior llegada de rápidas conexiones de Internet a todos los hogares (unido, por supuesto, a la fiebre actual de los videojuegos), el asunto se expandió como la espuma y a día de hoy se pueden encontrar incontables torneos multitudinarios a lo largo del año.

Los eSports no son un deporte que se juegue un día y al día siguiente se olvide, sino que está en continua boca de todos por la cantidad de ‘gamers’ que lo han incorporado a su vida diaria. Los deportes electrónicos no solo se limitan a los equipos y jugadores que participan, sino que también hay que incluir a los aficionados físicos y virtuales que consumen el contenido y a las propias desarrolladoras de videojuegos u organizaciones tras las competiciones.

LVP Y ESL, ALGUNAS DE LAS COMPETICIONES MÁS IMPORTANTES

Hay muchas competiciones en lo largo y ancho del mundo. Desde torneos a nivel local o estatal puntuales, hasta encuentros multitudinarios con alcance mundial que aúnan a cientos de miles de personas entre competidores y espectadores.

La LVP y la ESL son dos de las ligas más importantes. La primera de ellas es la Liga de Videojuegos Profesional; la segunda la ‘Electronic Sports League’ (Liga de Deportes Electrónicos, traducido al español).

Cada una de ellas tiene una lista de videojuegos competitivos en los que se puede participar y diferentes torneos internos con sus propias normas; se podría decir que cuentan con las divisiones de cualquier competición de fútbol o baloncesto, pero adaptadas a los videojuegos y a sus diferentes modos de juego.

La LVP, por ejemplo, tiene una División de Honor que compite por temporadas y que culmina con la Final Cup, en la que se enfrentan los ocho mejores equipos de una temporada. La ESL tiene la Pro Series como primera división, en la 16 equipos compiten por los premios en metálico: los ocho primeros culminan la temporada en los ‘play-offs’ para ver quien se hace con el título y los ocho últimos bajan de categoría a la A-Series, liga de la cual ascienden 8 equipos para disfrutar la siguiente temporada en la primera división.

Otras competiciones importantes son la Liga PlayStation o la Major League Gaming. Además, siempre puedes encontrar torneos online por doquier o LAN Partys, que son eventos de todo tipo de videojuegos que se celebran anualmente y en los que cualquiera puede apuntarse (Tenerife Lan Party, Euskal Encounter o Dreamhack son los tres más importantes en España).

DAR LOS PRIMEROS PASOS E INICIARSE EN LOS ESPORTS

Lo primero que debes tener claro es que, a pesar de la creencia popular que parece existir, no se necesita un gran desembolso económico para iniciarse dentro de este mundillo: con un aparato electrónico en el que se pueda jugar, unido a ganas y motivación, es más que suficiente.

Como ya hemos visto, hay juegos para todos los gustos y colores. Si quieres iniciarte en Crash Royal e incluso Hearthstone no es necesario más que un teléfono móvil en el que se puedan jugar; si te inclinas más por un competitivo de consola como FIFA o Call of Duty, puedes adquirir una PS4 o Xbox One de segunda mano si no la tienes ya. Para jugar a títulos como el League of Legends o Starcraft III necesitas un ordenador, pero haciéndolo por piezas y mirando bien qué especificaciones necesita el juego antes de comprar nada, el asunto te saldrá bastante rentable.

Las competiciones grandes que hemos visto están pensadas para profesionales que van a hacer de ello su vida, gente que ya tiene un recorrido en el título y es constante con los entrenamientos y el juego. Para iniciarte dentro de los 'eSports' tienes que empezar por la base e ir escalando progresivamente, no quieras empezar desde la cima porque no vas a conseguir nada y al final lo acabarás dejando de lado.

Aprovecha los propios rankings competitivos de los juegos. Todos los títulos que entran en el campo de los deportes electrónicos tienen su propio modo competitivo abierto a todo el público de manera gratuita, sin que necesites un equipo formado al completo ni patrocinadores ni nada por el estilo. Juega y esfuérzate por ir cogiendo las dinámicas y por ir viendo cómo funcionan tus compañeros y contrincantes: qué tácticas usan, si son correctas, en qué se puede mejorar, etc.

Hablando de ese tema, algo importante es que eches mano de Twitch o de cualquier otra plataforma que emita eSports en 'streaming' para ver encuentros de ligas profesionales. De esta manera, irás aprendiendo cosas de quienes se supone que son los mejores y estarás metido de lleno en el tema, en qué ocurre y en qué deja de ocurrir.

No olvides que te estás iniciando y que estás intentando mejorar, por lo que el componente de la diversión no puede quedar de lado. Si te enfadas en todas las partidas, insultas o te obcecas con que tus compañeros no hacen nada (esto a normal que pase), le perderás el gustillo al asunto y esto es lo peor que puede ocurrir.

No te centres en ganar desde el minuto uno. Juega, aprende, mejora y todo irá saliendo solo. Poco a poco irás subiendo en tu categoría y alcanzando niveles mucho más altos; quizá incluso un día te conviertes en profesional y juegas en la ESL, nunca se sabe, pero para eso tienes que ser cada día un poco mejor e ir escalando posiciones hasta hacerte notar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies