Impresiones de la beta de Destiny 2: nuevas subclases, cambios en el multijugador y un poco de historia

Actualizado 27/07/2017 14:40:47 CET
Destiny 2
BUNGIE / ACTIVISION

   MADRID, 27 Jul. (EDIZIONES/Portaltic) -

La beta de Destiny 2 se ha podido disfrutar en PlayStation 4 y Xbox One entre el 18 y el 23 julio. Aquellos que hubieran adquirido el juego en precompra han tenido un acceso anticipado del 18 al 20; el resto de jugadores han disfrutado de esta 'preview' del juego entre los días 21 y 23.

El contenido de este adelanto no ha sido especialmente amplio, pero sí lo suficiente para que Bungie, la desarrolladora, nos dejara a todos con la miel en los labios. Durante estos días hemos podido probar la misión de apertura del modo campaña, 'Homecoming', el modo multijugador en el mapa 'Valle Infinito', el nuevo Asalto, las tres subclases que se incluirán en esta segunda parte como novedad y un nuevo espacio social llamado 'La Granja'.

Destiny 2 es la secuela de un título que llegó al mercado en 2014 tras muchos años de desarrollo, cambios y más cambios. No hay un salto radical entre ambos títulos, pero sí que parece cumplir lo que se espera de él tras esta beta: mejoras gráficas, una historia que se presenta interesante y cambios necesarios en el juego.

La nueva entrega sale a la venta el próximo 6 de septiembre en PlayStation 4, Xbox One y PC. Hasta entonces y para que decidas si adquirirlo o no, aquí van nuestras impresiones de la beta.

LA MISMA BASE PERO CON CAMBIOS SIGNIFICATIVOS

La mejora gráfica de esta beta se puede ver a simple vista: un movimiento más fluido a la hora de su ejecución, físicas mejoradas, iluminación más realista, efectos de lluvia mejorados y texturas mucho más vivas. Los colores también se ven más vibrantes y, en general, todas las figuras, estén en movimiento o no, se ven más definidas y nosotros no hemos podido apreciar ningún tipo de borde con dientes de sierra. Se nota mucho el salto de la potencia de una PS3 o Xbox 360 a la siguiente generación, pero el título se sigue jugando a 30 fps, algo que creemos que es un error por parte de Bungie.

En cuanto a la jugabilidad, si ya tienes experiencia con la saga te darás cuenta que la sensibilidad de la cámara no ha sido modificada, por lo que adaptarte a la nueva entrega no debería ser un problema. Eso sí, aunque el inventario sigue siendo el mismo, el tema de las armas ha cambiado: ahora se juntan según su tipo de daño. Esto hace que la dinámica de combate sufra ligeras modificaciones y que haya que plantear una mecánica más táctica de lo que Bungie nos tiene acostumbrados, sobre todo en PvP, del que te hablaremos más adelante. Por lo demás, los deslizamientos, saltos y disparos se sienten igual que en la entrega anterior.

En la beta hemos podido probar las tres nuevas subclases, Hechicero, Titán y Cazador, y créenos cuando te decimos que van a dar mucho juego. La clase que más furor ha causado en los jugadores ha sido la segunda, una especie de personaje 'melee' que es capaz de protegerse a sí mismo.

En cuanto a la historia, no podemos decir mucho de ella ya que solo hemos podido probar la primera misión, pero todo parece indicar que el argumento se ha simplificado y se ha vuelto mucho más coherente, por lo que el atractivo de la campaña es mayor. No vamos a desvelar nada de la trama para evitar 'spoilers', pero a primera vista merece la pena echar un rato en ella.

EL PVP SUFRE CAMBIOS

El PvP sufre cambios más que llamativos: ahora todas las partidas son mucho más competitivas. Todos los modos pasan a ser de 4v4 y la habilidad especial tarda notablemente más en cargar y, hasta que te acostumbres, vas a intentar ejecutarla una y otra vez sin éxito, lo cual hará que te tengas que replantear las tácticas a la hora de enfrentarte a tus adversarios. Por lo demás, las granadas y la super también sufren modificaciones, los jugadores cuentan con un escudo mayor y más vida y el cuerpo a cuerpo no mata a la primera de cambio, sino que son necesarios varios intentos. Ahora es más complejo, lo cual tiene su parte buena y su parte mala: si no eres jugador asiduo de la saga, es posible que la dificultad al principio te exaspere un poco, pero nada que la práctica no arregle.

En la beta hemos podido jugar al nuevo modo de PvP Cuenta Atrás, en el que dos equipos con cuatro guardianes tienen que luchar por activar una de las dos bombas que hay en el mapa --un equipo defiende y desactiva la bomba y el otro todo lo contrario, un modo de juego muy habitual en los 'shooters'--.

Siguiendo con el multijugador, el modo Control clásico también ha sufrido cambios: las partidas son de ocho minutos, los puntos de captura ya no se consiguen más rápido cuanta más gente haya en ellos y ahora hay un modo 'power play' que se activa cuando el equipo tiene todas las zonas capturadas y se obtienen más puntos por baja, entre otros cambios menores. Este modo se ha podido jugar en el nuevo mapa 'Valle Infinito', una auténtica delicia visual.

El Asalto ('Strike') es un modo de juego en el que, de la mano de otros compañeros (bien en escuadrón o aleatorios) tendrás que eliminar a un jefe final con una cantidad de vida importante mientras matas a sus secuaces en un combate por fases o rondas. Asalto nos ha parecido tremendamente divertido, sobre todo una vez que congenias con tu grupo y os hacéis a la idea de cuándo hay que limpiar el mapa y cuándo viene mejor disparar directamente al jefe.

En general, el PvP y el PvE es algo que merece la pena, al menos por lo que hemos podido probar en la beta. No hay problemas para encontrar partidas, el juego es fluido y las nuevas subclases de las que ya te hemos hablado son entretenidas de jugar y un reclamo más que llamativo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies