PES 2018: El retorno del Rey

Actualizado 27/09/2017 12:22:53 CET
PES 2018, Pro Evolution Soccer 2018
KONAMI

   MADRID, 27 Sep. (EDIZIONES/Portaltic) -

   La batalla por el reinado del fútbol en los videojuegos acude fiel a su cita anual en septiembre y esta vez Konami llega armado con Pro Evolution Soccer 2018, su mejor título de la saga en los últimos años.

   Tras mucho tiempo a la sombra de su eterno enemigo, el FIFA, una rivalidad que bien recuerda a la de Barcelona y Real Madrid sobre el césped, el PES vuelve a la carga este otoño recuperando su punto fuerte histórico: la jugabilidad.

   Por encima de novedosos modos de juego --el juego apenas cambia en este apartado-- o de cualquier idea rompedora que al final podría quedar en nada, desde la casa japonesa se han puesto manos a la obra para mejorar el juego en su más pura esencia: tiros, regates, pases, choques entre jugadores, movimiento corporales.

   No es casualidad que el lema de PES 2018 sea 'The pitch is ours', es decir, 'La cancha es nuestra'. Lo que en anteriores entregas era rigidez y aleatoridad, dos de los peores enemigos de un buen juego de fútbol, ahora se convierte en armonía y lógica. Un buen tiro tiene más posibilidades de ser gol, el balón sale rebotado en la dirección y con la fuerza indicadas. Parece de cajón, pero en Konami bien pueden atestiguar que ha costado mucho ganar esa batalla.

   Los creadores de PES 2018 saben bien que los jugadores se dividen en dos tipos, los sencillos que no quieren liarse sobre la pizarra de entrenador, solo jugar, y los 'heavy users', esos que gustan de probar y agotar todas las posibilidades tácticas y estrategias del deporte con más aficionados del mundo.

   Para ambos ofrece satisfacción. Al primero le posibilita un aprendizaje rápido para que en apenas un puñado de partidos ya pueda dominar el núcleo de los partidos. Al segundo, le pone en bandeja dos tácticas rápidas de ataque y otras dos de defensa, activables con la cruceta, variantes que se notan en el juego y que dan sensación de poder al jugador.

   El apartado gráfico también alcanza una nota muy alta y todos los cracks del fútbol mundial aparecen con un aspecto muy realista y detallado, acorde a la generación actual de consolas. No falta la exacta barba exacta de Messi, las facciones angulosas de Cristiano Ronaldo, la celebración surfera de los goles de Griezmann.

   A cambio de esta todas estas destacadas mejoras en su motor de juego, la saga vuelve a sufrir su pecado original: la falta de licencias. Este año ha perdido incluso la de la liga española y tan solo el FC Barcelona y el Atlético de Madrid aparecen con sus denominaciones e indumentarias oficiales. A cambio, se puede seguir escuchando el himno de la Champions, ese que promete escalofríos a cualquier buen futbolero. Y para los más motivados, el editor sigue disponible para modificar cualquier aspecto.

   En cuanto al modo 'online', PES 2018 no presenta novedades reseñables y sigue ofreciendo vestíbulos privados para jugar con amigos a distancia, encuentros en formatos de divisiones donde la puntuación de cada jugador sube o baja en función de sus resultados.

   En el apartado sonoro, los comentarios siguen corriendo a cargo de Carlos Martínez y Julio Maldonado 'Maldini'. La voz de ambos sigue siendo sinónimo de fútbol para todo aficionado acostumbrado a seguir los partidos por televisión, pero en el videojuego se echa de menos más variedad de frases y algo de fluidez para que algunas frases no suelen extrañas en cuanto al tono. En la banda sonora predomina la música electrónica y destacan temas de Skrillex o Miike Snow.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies