Unexca cree que la subida de los cereales tiene una repercusión "mínima" en el precio al consumidor

Actualizado 19/09/2007 21:00:42 CET

Vincula el aumento de los precios en origen a la mayor demanda en Asia y un descenso de la oferta provocado en parte por la PAC

MÉRIDA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Unión Extremeña de Cooperativas Agrarias (Unexca), Matías Sánchez Gómez, explicó hoy que la subida de los precios en las producciones de cereales y determinadas ganaderías tiene una repercusión "mínima" en los precios que pagan finalmente los ciudadanos, por lo cual "la alerta generada en los consumidores no está justificada".

En un artículo de opinión recogido por Europa Press, Matías Sánchez indicó que la coyuntura de precios ha generado una "alarma social" a la que las cooperativas desean "dar respuesta", sobre todo "aclarando las causas reales de esta situación y tranquilizando a los consumidores", ya que los precios en origen, aunque aumenten, son una "parte mínima" de los precios pagados por los ciudadanos, "por lo que el efecto es muy limitado".

A continuación, el principal representante de Unexca pone como ejemplo un "hipotético incremento" del trigo panadero del 40%, el cual supone 0,1 euros por kilogramo de trigo.

"Si tenemos en cuenta que con un kilo de trigo se producen cinco barras de pan, el efecto sería de dos céntimos de euros por barra, cifra muy alejada de la que están anunciando los panaderos a los medios de comunicación", apostilla Sánchez.

CAUSAS.

El presidente de Unexca analizó acto seguido las causas de la situación actual, precisando en primer lugar que el incremento de la demanda, la reducción de la oferta y el aumento de los precios de los suministros agrarios "no es exclusiva de nuestra región, de nuestro país y ni siquiera de la UE, dado que es consecuencia de la coyuntura a nivel mundial que responde a estos múltiples factores".

La situación que están viviendo los mercados --puntualiza-- tanto de cereales como de algunas producciones ganaderas, como la leche, "responde fundamentalmente a un incremento de la demanda de cereales en Asia, sobre todo en China e India, y en menor medida en el Norte de África, tanto para alimentación humana como animal", motivado por el aumento de las rentas y la población en estas áreas del planeta.

Añade que así mismo es causa de la situación actual la reducción de la oferta, "debido a factores coyunturales por la climatología adversa en zonas netamente productoras, y las consecuencias del desmantelamiento de la Política Agrícola Comunitaria, que ha estado obsesionada con la gestión de los excedentes producidos en la década de los ochenta y que hace años no se producen".

Para Unexca, la reforma de la PAC del 92 fue el inicio del desacoplamiento de las ayudas, el cual "supuso el abandono de la política de precios por una política que la Comisión denominó de rentas, que no sólo desincentivaba la producción, sino que además implantaba la retirada obligatoria de superficies de cultivo para poder percibir los pagos compensatorios".

A ello se suma --expone Sánchez-- que, mientras en España se apuesta por mantener la profesionalidad del sector y aumentar su competitividad, a lo que han contribuido las cooperativas agrarias, "otros países no comunitarios no inciden en el control de salubridad y el respeto al medio ambiente en sus producciones a nuestro mismo nivel, siendo más baratas y competitivas en los mercados".

A estos factores añade el importante incremento en los costes de producción, con el aumento del precio del carburante, además de productos fitosanitarios y plásticos para labores agrícolas.

BIOCOMBUSTIBLES.

Respecto a los argumentos que relacionan la situación con el empleo de cereales y oleaginosas con la producción de biocombustibles, apunta que "esta causa dista mucho de ser la causa principal".

"En todo caso, pudo tener un impacto adicional y convertirse en la gota que colma el vaso, pero si tenemos en cuenta que en la UE la producción total de cereales ascendió a 280 millones de toneladas en 2006 y para esa campaña el consumo para biocombustibles apenas llegó a 3 millones, se llega a la conclusión de que la utilización de cereales para este destino representa el 1%, luego difícilmente se puede responsabilizar a los biocombustibles de la situación actual", sentencia.

También aclara, por otra parte, Matías Sánchez que actualmente las cooperativas españolas están vendiendo más de un 10% de su producción cada mes, "por lo que a estas alturas han vendido un tercio de su cosecha, lo cual es absolutamente normal y corresponde al porcentaje de todas las campañas".

Concluye el máximo responsable de Unexca señalando que "el sector agrario es estratégico para la economía europea, como está quedando patente ante esta situación; ello demuestra el importantísimo papel que están desarrollando las cooperativas en la mejora de la competitividad de la producción de sus asociados, circunstancia que nos permite ser optimistas en un futuro inmediato".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies