FUCI recuerda que los viajes a Egipto pueden cancelarse sin penalización por causas de fuerza mayor

Actualizado 07/02/2011 11:48:52 CET

MADRID, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) recordó este lunes a los usuarios que haya contratado un viaje a Egipto que la situación que vive el país puede considerarse causa de "fuerza mayor" por lo que el consumidor puede exigir el reembolso de las cantidades anticipadas y la rescisión sin penalización alguna del viaje.

En un comunicado, la federación, que ha recibido más de 200 consultas de afectados en los últimos días, recordó que si la cancelación del viaje la realiza la agencia el consumidor tiene derecho al reembolso o viaje equivalente pero no cabe la reclamación al existir razones de fuerza mayor.

En caso de modificación significativa de algún elemento esencial del contrato, se deberá comunicar al consumidor quien puede optar, en un plazo de tres días, entre resolver el contrato sin penalización alguna o aceptar dicha modificación incluyéndose la repercusión en el precio.

Respecto a dónde reclamar, el usuario debe dirigirse a la entidad donde contrató el viaje por lo que en caso de tratarse de un viaje combinado deberá acudir a la agencia de viajes, mientras que si el transporte y alojamiento se han adquirido como elementos separados tendrá que realizar dos reclamaciones diferenciadas.

Para aquellos usuarios cuyo viaje estaba en curso en el momento de las revueltas, la FUCI aseguró que en principio tienen derecho a recibir el importe de los servicios no prestados, aunque si el organizador se presta a realizarlos y el consumidor se niega a su recepción es "dudoso que puedan indemnizarlo". "También hay que tener en cuenta que algunos seguros tienen una cláusula que excluye de responsabilidad en el caso de amotinamientos civiles como el ocurrido", apuntó.

Desde la organización se "desaconseja viajar" a la zona y se recomienda que, en todo caso, si va a desplazarse a Egipto, se consulte en la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores "la posible existencia de incidencias y la situación de los españoles y otros extranjeros en dichas zonas".

Finalmente, explicó que la normativa obliga a las agencias a asistir a sus clientes ante dificultades o contingencias como esta y les recomienda que "sigan instrucciones del Ministerio de Asuntos Exteriores y que se pongan en contacto con la embajada o consulado español en caso de que sufran cualquier dificultad que requiera asistencia de una autoridad española.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies