La industria juguetera prevé un incremento de las ventas en Navidad aunque reconoce que es un año "complicado"

Actualizado 10/12/2010 10:12:11 CET

MADRID, 10 Dic. (EUROPA PRESS TELEVISIÓN) -

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ), Jose Antonio Pastor, ha asegurado que está siendo un año "complicado" para la industria juguetera y señaló que para la campaña de Navidad espera que se registre un aumento del número de unidades, como ha ocurrido hasta septiembre.

En declaraciones a Europa Press Televisión, Pastor ha aclarado que "es muy difícil" hacer una previsión de venta de juguetes para esta Navidad ya que este sector "concentra un gran volumen de ventas en muy poco tiempo, en las últimas seis semanas del año y eso lo hace muy complicado", además de que múltiples factores ajenos a la industria como las fechas, la campaña de distribución, las ofertas, la visión de los catálogos, condicionan el nivel de ventas.

"En general es un año complicado, como lo fue el anterior. Hemos hecho un gran esfuerzo como industria porque tenemos que sorprender al niño, tenemos mucha inversión en I+D y lo hemos llevado también al campo económico", ha matizado Pastor, quien ha informado de que hasta septiembre ha habido un aumento en el número de unidades "aunque un descenso en el precio", un fenómeno que "en teoría" se tiene que repetir en los próximos meses.

El presidente de la asociación afirma que "la parte positiva" viene por las exportaciones, que ha acumulado en lo que llevamos de año hasta un 13 por ciento de ventas, destinadas principalmente a los mayores socios del mercado juguetero español, que son la Unión Europea (recibe un 70 por ciento de la producción española), Estados Unidos, México o Rusia.

Respecto a las importaciones, Pastor considera que los juguetes que vienen de fuera y cuyo precio es un mucho menor, ya no constituyen una amenaza para el mercado nacional, debido a que el juguete español es de "calidad", cumple las normas de seguridad impuestas por la UE y por ello, es "reconocido" por el consumidor.

"Independientemente de dónde venga el producto, lo que nos afecta es la competencia desleal, que nos copien nuestras marcas. Nos afecta cuando un producto es más barato que el nuestro porque sacrifica la seguridad (...). Fabricar sin los requisitos de seguridad que exige la UE es mucho más barato y generalmente estos requisitos, como son legales, se tienen que controlar en las aduanas, y esto es difícil", ha aseverado.

JUGUETES MÁS PEQUEÑOS.

Respecto a la tendencia de mercado, Pastor ha explicado que se tiende a un juguete con un tamaño más reducido, ya que el precio va asociado al volumen de éste, en gran parte, debido a los costos de transporte y distribución.

"Durante el año... qué duda cabe que el volumen ha sido un aspecto importante. El juguete tiene un precio muy reducido en proporción del volumen, por lo que hacer un juguete más reducido nos ha ayudado a que economómicamente esa oferta se ajuste más a los tiempos que corren", ha aseverado Pastor.

Así ha explicado que el tamaño del producto repercute no sólo en el transporte sino también en el proceso de fabricación, donde se intentan "reducir los costes sin menguar la calidad, para ajustarse e un momento del mercado en el que hay que responder", motivo por el cual también ha adaptado el desarrollo de las tecnologías a la elaboración del juguete, algo que les permite "aumentar la capacidad de juego".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies