El administrador del Colegio Santa Illa conocía el embargo desde el 31 de enero

Actualizado 24/02/2012 13:07:58 CET
Colegio Santa Illa De Madrid
Foto: EUROPA PRESS

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El administrador del colegio privado Santa Illa (Madrid), en el distrito de Chamartín, y cuyos bienes fueron embargados este jueves, conocía la advertencia del posible embargo desde el pasado 31 de enero, según ha informado el funcionario responsable de la unidad de recaudación ejecutiva de la Seguridad Social, Andrés Ruiz, que ha acudido al centro.

   En declaraciones a los medios ha explicado que se solicitó la declaración judicial porque el administrador "se había negado expresamente" a que los funcionarios entrasen a la finca. Posteriormente, el 31 de enero, la advertencia con el embargo se le comunicó al administrador mediante un auto judicial.

   Ruiz ha indicado que hace 15 días se le volvió a decir al administrador que se iba a proceder al embargo y que aunque presentase un recurso, éste no lo paralizaba. "Se presentó un recurso, pero esto no significa que se paralice el embargo", ha añadido Ruiz, quien ha señalado que la retirada de los bienes ha sido consecuencia de estos hechos.

   También ha manifestado que ha sido un "caso excepcional" que en menos de 24 horas se depositen los bienes embargados. "Los bienes retirados se peritan, se notifican al deudor y salen a subasta", ha agregado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies