Alumnos de la UCM mantienen su encierro

Continúa el encierro en el Rectorado de la UCM
EUROPAPRESS
Actualizado 20/05/2013 18:45:01 CET

Instalan mesas y se traen los apuntes para poder continuar con el estudio en pleno periodo de exámenes

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Medio centenar de estudiantes de estudiantes continúan encerrados en el Rectorado de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) para exigir a su dirigente, José Carrillo, respuestas "firmes" sobre el futuro de 3.500 alumnos, que no han podido abonar total o parcialmente la matrícula de este curso.

En declaraciones a Europa Press, uno de los estudiantes encerrados ha explicado que una comisión de alumnos ha mantenido reuniones con la vicerrectora de estudiantes del centro, María Encina González Martínez. Así lo ha confirmado también un portavoz del equipo del rector, que además ha indicado a Europa Press que la Universidad y los estudiantes "se han reunido en diferentes ocasiones".

"Permaneceremos encerrados hasta que la Universidad dé una respuesta firme", ha señalado este alumno, que ha considerado que la decisión del centro de prorrogar el plazo de matrícula hasta el 30 de mayo (en principio el plazo acababa este domingo 19 de mayo) es "insuficiente". "Quien no haya pagado la semana pasada, no va a poder pagar diez días después", ha zanjado.

Sobre la creación de un fondo para becas propio de la Universidad, este alumno ha asegurado que "el centro se niega". "Dicen que no hay dinero y que no es posible crear el fondo", ha asegurado este alumno, quien ha explicado que los alumnos piden su creación para aquellos que demuestren que no pueden pagar la matrícula durante los próximos 12 meses.

En este sentido, este portavoz de los encerrados ha subrayado que "la situación no es coyuntural", y que por ello, es necesario que "la Universidad ofrezca una solución también para el próximo curso" pues los precios de matrícula seguirán siendo "igual de elevados" debido a la subida de tasas. "Si no, la solución volverá a repetirse", ha alarmado.

INSTALAN MESAS PARA ESTUDIAR LOS EXÁMENES

Asimismo, este estudiante ha indicado que la Asociación Madres Contra la Represión les ha facilitado unas mesas para que puedan estudiar para los exámenes, a los que se presentarán en los próximos días. "Entre las mesas y los apuntes, seguimos estudiando", ha apuntado.

Así, con la intención de acudir a las clases, los estudiantes han establecido turnos para continuar con el encierro que el pasado jueves 16 de mayo iniciaron con la intención de entregar a Carrillo las 1.000 firmas que habían recogido para la prórroga del pago de matricula.

Los estudiantes piden al Rectorado que el plazo de pago se amplíe hasta septiembre, cuando esperan ya conocer los resultados de las alegaciones a las becas que han sido denegadas por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

BÚSQUEDA DE SOLUCIONES

Por su parte, un portavoz del Rectorado de la Complutense explicó el jueves a Europa Press que en el Consejo de Gobierno, celebrado el pasado lunes, la Universidad aprobó estudiar medidas que "eviten por todos los medios que los alumnos tengan que cortar de forma radical sus estudios".

En concreto, este portavoz indicó que una de las medidas adoptadas se dirige a la búsqueda de formulas para que los alumnos que no puedan pagar su matricula de este año se presenten a los exámenes y se les guarde la nota hasta que puedan regularizar su situación.

El propio rector, en uno de los últimos consejos de Gobierno celebrados en la Universidad, ya habló de la posibilidad de crear este fondo propio de becas para ayudar a los alumnos que se encontraban en esta situación y es algo, que según el mismo portavoz, está estudiándose.

Además, el pasado viernes, la Universidad Complutense de Madrid (UCM) comunicó que los alumnos con el pago pendiente de la matrícula del presente curso 2012-2013 tienen hasta el próximo 30 de mayo para regularizar el abono del mismo, después del problema suscitado con algunos estudiantes cuya matrícula ha sido anulada.

En total, son unos 3.500 alumnos que tienen problemas en el pago de la matrícula, aunque no todos están en la misma categoría, pues hay algunos que han abonado parte de las tasas u otros que les falta la matrícula al completo.