Padres de colegios públicos apoyan la implantación del uniforme "siempre que no se fije la marca y el comercio de compra"

Actualizado 20/07/2009 17:11:57 CET

SEVILLA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Andaluza de Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado por la Educación Pública (Codapa) se mostró hoy partidaria de la implantación de la uniformidad en las vestimentas en los centros educativos públicos de la comunidad andaluza tal y como ha sugerido el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, pero "siempre y cuando no se obligue a los padres a comprarlo de una determinada marca o en un establecimiento comercial concreto".

Según indicó a Europa Press la presidenta de Codapa, Pilar Triguero, el uniforme es una "ventaja" porque "elimina las diferencias entre los alumnos, supone un gran ahorro para las familias y evita complicaciones a los padres". De este modo, señaló que, aunque, en un principio, "algunos padres, sobre todo, los de los estudiantes mayores, se oponen, luego acaban aceptándolo".

Triguero explicó que esta no es una medida nueva, ya que desde hace cinco años algunos colegios públicos han implantado la uniformidad en las vestimentas, de modo que, a día de hoy, el alumnado de aproximadamente un 15 por ciento de los centros educativos andaluces cuentan con ellos, lo que ha supuesto un "gran avance".

No obstante, resaltó que la adopción de esta medida debe de diferenciarse entre los colegios públicos y privados, ya que en los de titularidad pública la implantación del uniforme "nunca puede ser obligatoria, sino voluntaria por parte de los padres" y "tampoco puede obligarse a las familias a comprar la vestimenta de una determinada marca o en un concreto centro comercial", como se hace en los concertados y privados.

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, advirtió a los padres de que la educación "no se delega, sino que se comparte", al tiempo que abogó por que los colegios públicos implanten la uniformidad en las vestimentas con el objetivo de que se impida algo "tan estúpido" como que los alumnos "compitan por lo externo". No obstante, precisó que ésta será una decisión que le corresponde tomar a cada centro.

Griñán aseguró que esta cuestión puede parecer una "tontería o algo absurdo" pero que, "para nada lo es". "No se puede permitir que con diez años un niño diga: yo no me quiero poner esto o aquello", aseguró el presidente de la Junta, quien indicó que muchos niños la primera vez que escuchan la palabra "no" es cuando llegan a los colegios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies