La US recurrirá la sentencia del TSJA que anula el uso educativo de los terrenos de la nueva Biblioteca

Actualizado 17/06/2009 17:08:36 CET

Antonio Ramírez remarca la voluntad de la Universidad de continuar las obras puesto que la sentencia no se pronuncia en contra

SEVILLA, 17 Jun. (EUROPA PRESSS) -

La Universidad de Sevilla (US) presentará un recurso ante el Tribunal Supremo con motivo de la sentencia dictada por la Sección Segunda del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), en la que se considera "no ajustado a derecho la determinación de PGOU de Sevilla que atribuye uso educativo a una pequeña parte del Prado de San Sebastián".

Según informaron a Europa Press fuentes de la Universidad de Sevilla, la Hispalense considera que la sentencia "no recoge los pronunciamientos jurisprudenciales sobre la potestad de planeamiento de los municipios, adaptándose a las nuevas necesidades ciudadanas", sino que, por el contrario, "impone la inmutabilidad de la ciudad".

Además, la institución educativa se muestra "contraria" a que la sentencia declare que no responde al interés general de los ciudadanos la construcción de una Biblioteca General de libre acceso y un Centro de Investigación, financiados con fondos públicos para contribuir al derecho de todos a la educación y la excelencia investigadora, que resulta ser un elemento "fundamental" para el progreso de la sociedad.

En relación con la decisión del TSJA, el vicerrector de Infraestructuras de la Universidad de Sevilla, Antonio Ramírez de Arellano, reiteró hoy que "la Universidad acata la sentencia", aunque "no comparte su fondo".

En este caso, Antonio Ramírez señaló que "sí compartimos la opinión de la Gerencia de Urbanismo y de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, quienes afirman que es competencia del Ayuntamiento de Sevilla la determinación del uso de los suelos". De hecho, el Ayuntamiento de Sevilla entendió que la ubicación apropiada para la biblioteca es la actual, que es la que se fija en el PGOU.

Asimismo, remarcó la voluntad de la Universidad de continuar las obras, puesto que la sentencia "no se pronuncia sobre la paralización de los trabajos", por lo que la Universidad tiene la responsabilidad de continuarlas "hasta que las autoridades competentes nos indiquen lo contrario".

En cuanto a la conservación de los árboles y matorrales transplantados, declaró que "tenemos informes trimestrales de los árboles trasplantados, que certifican el perfecto estado de los mismos. De éstos, un número importante se encuentra en viveros, con objeto de que vuelvan a su emplazamiento original cuando finalicen las obras".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies