Berzosa acusa a Granados de "interferir" en la campaña al Rectorado

Actualizado 16/03/2011 12:19:28 CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Carlos Berzosa, ha replicado a los "exabruptos" del consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, asegurando que su intención es "interferir" en la campaña electoral del Rectorado sin respetar la independencia universitaria, y atribuye esta actitud a una "vendetta" del Gobierno regional, que no le "perdona" su participación en un homenaje al juez Baltasar Garzón.

En declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press, Berzosa ha afirmado que las acusaciones de Granados --quien le ha pedido que dimita porque ha hecho de la UCM un espacio con "demasiada política, ideología y muy poca educación"-- son "totalmente falsas" y pertenecen a "una campaña lanzada (contra él) desde hace un año" con la intención de desprestigiarle.

El objetivo, a su juicio, es "interferir en el proceso electoral de la UCM" para que en el nuevo Rectorado "no haya nadie" del actual equipo, dado que los responsables autonómicos "no perdonan" la participación de Berzosa en un acto de homenaje al juez Garzón, según su propia interpretación de los hechos.

"Eso no me lo quieren perdonar, no me perdonan el acto de Garzón, y eso hay que decirlo claramente. Porque yo he hecho (de la UCM) un ámbito de libertad donde todo el mundo puede expresar su ideas. Y ya está bien de mordazas, que nos quieren poner una mordaza", ha asegurado.

Preguntado si, por tanto, considera que estas declaraciones y las informaciones sobre la UCM que han hecho correr ríos de tinta últimamente son fruto de una 'vendetta' contra él, Berzosa no ha dudado. "Creo que sí, si no no tiene sentido que se digan estas cosas de la universidad y de mi persona, es inadmisible".

Así, ha afirmado que "ya está bien de interferencias externas" que no respetan la independencia universitaria de la que goza la universidad y que "entorpecen la vida académica, que transcurre muy bien".

"NO TIENE DERECHO A PEDIR MI DIMISIÓN"

De hecho, dentro de esa independencia de la comunidad universitaria se incluye su derecho a elegir al rector y a su equipo sin ninguna intervención de los poderes públicos nacionales, regionales o locales.

"Los rectores tenemos autonomía universitaria y nos elige la comunidad universitaria. Y, por tanto, un consejero no tiene por qué pedir la dimisión del rector. Al contrario, yo sí puedo pedir su dimisión como ciudadano de Madrid, pero él no tiene derecho a pedir mi dimisión. Y si no, que se lea la Constitución y aprenda lo que es un derecho constitucional", ha espetado.

A este respecto, ha insistido en que, de hecho, "nadie" le ha pedido que deje su puesto, "ni por este incidente ni por nada". "Y este ataque a mi persona es porque saben que estamos muy fuertes, que la comunidad universitaria nos respalda y que, con independencia de que haya gente a la que le desagradan estos incidentes o que puedan discrepara de mí, la valoración a la gestión que hacemos es muy positiva", ha señalado.

De hecho, según ha defendido, su tiempo al frente del Rectorado ha permitido a la UCM mejorar en todos sus indicadores: es la universidad con más licenciados con grado de excelencia, la que más premios extraordinarios ha recibido en España, la más demandada de la Comunidad, la que más estudiantes recibe (ha habido un 22 por ciento más de demanda este año) y la que más alumnos internacionales tiene.

Junto a esto, el funcionamiento del cuerpo docente es muy bueno, según Berzosa, que se ha jactado de que este curso "no se han interrumpido las clases" ni siquiera con la huelga general de septiembre o la huelga de funcionarios, y también en el día a día de las clases se ha reducido "mucho" la pérdida de jornadas.

También en investigación la UCM ha conseguido "subir en los indicadores de presencia de publicaciones en revistas internacionales", y "todos los días se celebran seminarios y jornadas". "Hay muchísima actividad y es un espacio de libertad absoluta y que está comprometido con la sociedad. No es un centro autista", ha defendido, añadiendo que incluso tiene un acuerdo con Harvard. "¿Usted cree que la primera universidad del mundo iba a tener un acuerdo con la UCM si fuéramos lo que dice ese señor?", se ha preguntado.

"Pero hay gente que quiere que salgan los actos que a ellos les vienen bien y no otros. La UCM es una universidad que no tiene esos problemas q nos traen desde fuera, esto es un incidente muy desgraciado, muy condenable, pero que se ha dado por una minoría que no representa a los 80.000 estudiantes de la universidad", ha defendido a renglón seguido, invitando así a "cualquiera" a visitar el campus y conocer el trabajo que allí se hace.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies