Un experto critica el "oscurantismo y la nula participación" de la reforma

 

Un experto critica el "oscurantismo y la nula participación" de la reforma

Actualizado 04/12/2008 19:27:24 CET

VITORIA, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, Pedro Chaves, criticó hoy el "oscurantismo, la falta de información y la nula participación" con que se lleva a cabo la reforma universitaria europea conocida como Proceso de Bolonia.

Chaves participó hoy en Vitoria en una charla organizada por Ezker Batua-Berdeak en el campus de Álava, en la que criticó que el Proceso de Bolonia se está haciendo "a espaldas" de la comunidad universitaria, "justo en un momento en que el reconocimiento sobre el papel de la universidad en la sociedad es más importante". Por ello, aseguró que es necesario "dar un golpe en la mesa" por la forma en que se produce una reforma de esta "magnitud e importancia".

El profesor de Ciencias Políticas además consideró "inaceptable" que ni en el Congreso, ni en el Parlamento vasco, se haya producido un debate sobre la reforma universitaria. Además, estimó que, aunque el Proceso de Bolonia comenzó a gestarse en 1998 y debe acabar en 2010, "ahora es el momento oportuno para intervenir y reclamar la participación de todos los estamentos sociales en la reforma universitaria europea".

En este sentido, abogó por "propiciar la apertura de foros no específicamente universitarios para conocer qué modelo universitario europeo se busca". Chaves explicó que el Proceso de Bolonia es "el primero con voluntad de producir efectos a nivel europeo" y que tiene como claves la "cooperación y competitividad".

Además, indicó que la reforma incluye como 'pilares fundamentales' "la formación de titulados habilitados para trabajar en el mercado laboral, la mejora de la calidad académica con una enseñanza centrada en el alumnado y la homologación del espacio de la educación superior".

Sin embargo, denunció el empleo de "términos confusos" como "empleabilidad sostenible" que "hace recaer en el mercado en exclusiva la capacidad para diseñar los currículos, se potencia la investigación en detrimento de la docencia, e incluso se puede llegar a caer en el racismo cultural porque sólo se reconocen las publicaciones en determinadas revistas anglosajonas marginando a las de habla no inglesa".

Finalmente, criticó "la falta de información y que Bolonia se venda como si sólo fuera un proceso técnico, aspectos ambos que contribuyen a oscurecer el debate".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies