Se buscan unos 20.000 escolares andaluces con talento o sobredotación

Actualizado 17/10/2011 15:40:17 CET

SEVILLA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Andalucía es la primera comunidad autónoma que realizará una prueba de 'screening' (exploración, en inglés) entre su población escolar de 6 y 12 años para detectar a aquellos alumnos que presenten indicios o características de sobredotación intelectual. Esta prueba o "criba" se realizará en dos fases, una primera de detección del alumnado con posibles altas capacidades y una segunda de confirmación de las mismas.

Según ha explicado a Europa Press uno de los técnicos de la Consejería de Educación que prepara las pruebas, José Rayo, la primera parte del 'screening' se realizará a todos los escolares de 1º de Educación Primaria y 1º de Educación Secundaria Obligatoria de centros públicos y privados, es decir, en torno a unos 200.000 alumnos. De todo ellos, según señalan la gran mayoría de estudios internacionales realizados a propósito de las altas capacidades, entre un dos y un cuatro por ciento (de 4.000 a 8.000) podrían tener sobredotación intelectual.

Pero dentro de las altas capacidades se incluyen, además de a los sobredotados, a aquellos que poseen una habilidad especial para una o varias aptitudes en algún campo de conocimiento específico como puede ser el verbal, el matemático, el lógico o el creativo. Son los denominados 'talentos simples' (una única capacidad muy desarrollada) y 'talentos complejos' (al menos tres). Con la suma de ambos talentos, la población con altas capacidades se eleva a un ocho o diez por ciento, por lo que, de entre los escolares andaluces que van a ser explorados, podría haber hasta 20.000 con talentos o sobredotación.

La intención de la Consejería de Educación a la hora de realizar estas pruebas --siempre voluntarias-- es, ante todo, detectar precozmente estas habilidades para potenciarlas en la medida de lo posible y evitar, como ocurre en muchos casos, que se confunda con otro tipo de dificultades del aprendizaje, ya que estos niños suelen aburrirse en clase ante la falta de conocimientos nuevos y eso puede llevarles incluso al fracaso escolar.

Para evitar este extremo, durante este mes de octubre, se está desarrollando ya en los colegios e institutos de Andalucía la primera fase de la prueba de 'screening', basada en que las familias y tutores de los menores rellenen unos cuestionarios (de 25 preguntas cada uno) en los que se guía la observación de las pautas de comportamiento de los escolares. Según Rayo, el cuestionario de los profesores y el de los padres comparten 20 mismas preguntas y solo difieren en cinco, pero están dirigidas a que tanto unos como otros se fijen en unas determinadas características de los pequeños que pueden considerarse indicios de altas capacidades.

"Los cuestionarios son como catálogos de conductas que entendemos que son las que ponen de manifiesto las altas capacidades, porque si preguntamos a un padre o profesor si su hijo o alumno es sobredotado, lo normal es que se centren en la observación de unas conductas que nada tiene que ver con la sobredotación. Entonces lo que tratamos de aumentar con estos cuestionarios es la fiabilidad y la validez del criterio de padres y tutores para que no pierdan el tiempo en la observación de otras conductas", explica Rayo.

Entre los comportamientos que pueden denotar altas capacidades están la lectura a edades muy tempranas y sin aprendizaje o entrenamiento sistemático por parte de los adultos, la utilización de un lenguaje y un vocabulario que no se corresponde con la edad del pequeño o la capacidad de observación que éste demuestre con su entorno más inmediato. También el gusto y la habilidad para las actividades más creativas como la música o la pintura.

TRAS LOS CUESTIONARIOS, OTRA "CRIBA"

Cuando los Equipos de Orientación Educativa de la Junta de Andalucía tengan todos los cuestionarios, la siguiente pauta a seguir será la de "cribar" al alumnado, diferenciando entre los que presentan indicios de poseer altas capacidades y los que no. De este modo, solo a los que den resultados positivos --una cifra que Rayo no se atreve a dar porque puede ser muy variable y que depende, en gran medida, de fiabilidad de los cuestionarios-- se les realizará otra prueba, ésta ya estandarizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que sirve para identificar los distintos perfiles de las altas capacidades.

Esta segunda fase del 'screening', según anunció a principios de mes el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, se realizará antes de que finalice el primer trimestre de este curso 2011-2012 para que, tras la detección, comience a partir de enero el proceso de evaluación psicopedagógica.

De esta manera, la Administración educativa intenta que "no se escape" ninguno de los alumnos con talentos o sobredotación y poder presentarle así una respuesta educativa adecuada a sus necesidades, como pueden ser un modelo flexible de horario lectivo semanal, el paso a un curso superior en los casos de sobredotación y el seguimiento de materias de niveles avanzados para los que presenten talentos simples o complejos.

Señala Rayo que en todas estas medidas deben adaptarse de forma individual a cada alumno, "ya que la aceleración de curso puede venir bien a unos, pero no a otros, que quizás pueden necesitar mejor otra metodología como el autoaprendizaje, que les motiva mucho". Aún así, no serán solo los estudiantes los que cambien su forma de aprender. También los maestros tendrán que modificar su forma de enseñar.

"Esto significa, en definitiva, que la formación del profesorado (en altas capacidades) es muy importante", advierte este experto que, con todo, cree que no es necesario que los docentes de estos niños "sean especialistas, sino simplemente que estén dispuestos a un cambio metodológico y tener siempre la mente abierta a los posibles cambios dentro de su propio grupo en cuanto a horarios o actividades".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies