Carrillo teme que la subida de tasas universitarias provoque efectos de "exclusión social"

Actualizado 03/07/2012 22:00:06 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El rector de la Universidad Complutense de Madrid, José Carrillo, ha temido este martes que la subida de tasas universitarias para el siguiente curso, fijadas entre cinco y seis euros más por crédito, provoque efectos de "exclusión social" dado el contexto de crisis actual.

"Es un incremento importante que en un momento en el que el 20 por ciento de la población madrileña está en un grado de pobreza puede tener efectos negativos de exclusión social, entre otros", ha señalado el rector de la universidad madrileña durante su participación en los cursos de verano de El Escorial que organiza el centro todos los años.

Para Carrillo, está "claro" que esta subida de tasas "no va en beneficio de la financiación de las universidades" sino que se hace "para compensar los recortes que se quieren hacer" desde el Gobierno. "Los recortes van más allá de lo que ingresemos con la subida de tasas", ha indicado.

El rector ha indicado que los efectos que la subida de tasas puede tener "es difícil de calcular" porque es "tan grande" que pueden ser "múltiples" y contrarios, desde que ingresen más a que ingresen menos. "Puede haber un efecto de contracción de la demanda y puede hacer que muchos alumnos no se matriculen o lo hagan de menos créditos", ha dicho.

Y es que ha explicado que puede pasar que finalmente los alumnos se matriculen de los créditos que tienen seguro que van a "aprobar estrictamente" dado que las segundas, terceras y cuartas matrículas son "más caras".

NO ES PROBLEMA DE LA GESTIÓN

Carrillo, quien ha reconocido que no recuerda una subida de tasas "tan alta" desde que es profesor, ha considerado que esto no es problema de la gestión universitaria, que no duda que es "mejorable", sino de los recortes que se han producido por parte de las administraciones.

"En este momento el problema está en que la Comunidad de Madrid tiene un déficit de 2,2 por ciento cuando pensaba tenerlo de 1,1 y están aplicando un recorte con la ley que está en la Asamblea de 1.400 millones de euros y eso es lo que nos aplican a las universidades", ha explicado.

Carrillo ha apuntado que esta cuestión va a traer un problema "muy gordo" a las universidades, sobre todo, para la Complutense, donde han tenido que hacer un presupuesto "equilibrado" para este año con un "ajuste" del 10 por ciento. En este momento, ha añadido, están igual que el año pasado, con una deuda de unos 150 millones de euros.

En este sentido, ha explicado que el presupuesto que elaboraron era para empezar a reducir la deuda en el 2013 pero no sabe si ahora con los recortes esto va a poder ser así. "Vamos a ver si conseguimos cerrar el año con equilibrio y veremos si estamos en condiciones el año próximo en reducir la deuda que va a ser también muy difícil", ha dicho.

Carrillo ha dicho que intentarán que los servicios que ofrecen no sean menos pero que, según la amplitud de los recortes, en fase todavía de negociación, "tendrán mayor o menor impacto en la docencia, en la investigación y la actividad académica en general".

Así, ha garantizado que, por ejemplo, los cursos que celebran desde hace años en El Escorial durante la época estival "no corren peligro porque tienen una financiación externa" a cargo del Banco Santander y otros patrocinadores. "No cuestan ningún euro a la Universidad, si no, correría peligro, pero en esta circunstancia no", ha apuntado.

Por último, Carrillo ha afirmado que están trabajando para buscar "vías alternativas de financiación", alquilando o vendiendo alguna parte del patrimonio y que "no tenga impacto en la docencia y en la investigación". "Estamos viendo cómo podemos ingresar fondos para que el impacto de los recortes sea el menos importante posible", ha concluido.