Chamizo: la integración de discapacitados en centros ordinarios ha "fracasado"

Actualizado 28/04/2011 18:47:09 CET

SEVILLA, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Pueblo andaluz, José Chamizo de la Rubia, ha presentado este jueves a la Comisión de Educación del Parlamento de Andalucía el informe que su institución ha realizado sobre los Centros Específicos de Educación Especial en la comunidad y ha resaltado que dicho estudio demuestra que el modelo de integración de los menores discapacitados en los centros educativos ordinarios "ha fracasado".

Durante su intervención parlamentaria, Chamizo ha señalado que las conclusiones de este informe "han confirmado que las políticas de integración han fracasado, especialmente en la Educación Secundaria Obligatoria". Entre las "muchas" razones de este fallo, el defensor ha apuntado como principales "la escasez de recursos materiales y personales con que cuentas los institutos para poder cubrir adecuadamente las necesidades de este alumnado", así como la "escasas" experiencias integradoras que existen y cuyos resultados hayan sido positivos.

Esta situación se agrava, según ha recalcado Chamizo, cuando la tendencia en la escolarización actual es la del "incremento considerable de menores muy afectados, con grandes problemas de salud o a edades cada vez más tempranas" en centros ordinarios de este alumnado. Ante ello, y teniendo en cuenta que "la solución no puede venir siempre de los centros específicos", sino que debe primar la "ante todo y sobre todo la inclusión", ha reclamado a todos los agentes implicados en el sistema educativo la elaboración de un Plan Global para la reordenación de los recursos e infraestructuras que necesitan estos menores.

Este plan, a su juicio, debería actualizar la red de centros de Educación Especial disponibles en Andalucía y adecuarla a las necesidades de este alumnado; reajustar la demanda de la escolarización porque en torno a un 35 por ciento de los menores discapacitados no puede ser matriculado en un centro ordinario "por falta de espacio o recursos" y, además, el plan debería contemplar una remodelación de las infraestructuras para aprovechar los recursos ya existentes y una adecuación de las ratios para que la atención a estos alumnos sea lo más específica posible.

Para ello también será necesario, según ha advertido Chamizo, contar con un "instrumento de coordinación" que establezca unos "elementos fácticos mínimos" no solo entre las Administraciones responsables (Educación, Sanidad e Igualdad y Bienestar Social) sino también entre los propios centros, ya sean públicos o privados, ordinarios o especiales. Solo así se podrá potenciar la "escolarización combinada, una modalidad compleja", ha dicho, pero que la "Administración tiene que impulsar".

A su juicio, y atendiendo a las conclusiones del informe de la Defensoría andaluza, la Junta de Andalucía también debe fomentar la detección precoz de las distintas discapacidades porque "conforme avanza la vida, encontramos nuevos tipos de discapacidad que no siempre sabemos abordar". De ahí, ha apostillado, que sean también necesarios "más recursos" económicos y personales.

Finalmente, el defensor ha valorado el trabajo del movimiento asociativo y de los profesionales implicados con los menores con algún tipo de discapacidad porque, a su juicio, fueron los primeros que se preocuparon por la escolarización de estos pequeños, lo cual, ha provocado que, en la actualidad, la mayoría de centros especiales sean privados o concertados y que los recursos con los que cuentan estos centros "sean tan desiguales".