El Consejo Escolar sugiere que todos los alumnos puedan pedir por sí mismos segunda corrección en Selectividad

Oposiciones, estudiantes, exámentes, selectividad
EUROPA PRESS
Publicado 13/12/2016 21:01:46CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Escolar del Estado ha aprobado "por amplia mayoría" el dictamen al proyecto de orden ministerial que regula las características, el diseño, el contenido y el marco general de la evaluación de Bachillerato LOMCE para el acceso a la Universidad. El texto incorpora una enmienda de CANAE, a la que se ha opuesto la Administración, que pide que todos los alumnos por sí mismos puedan solicitar segunda corrección en Selectividad.

Así lo han explicado a Europa Press fuentes del Consejo, que recuerdan que hasta ahora la norma ha limitado esta posibilidad a los mayores de edad, los padres o, en algunos casos, sólo la autoridad autonómica. La segunda corrección, e incluso la tercera, es el derecho que asiste al alumno para que un segundo profesor corrija su examen si está en desacuerdo con la evaluación del primero.

Además, el dictamen del Consejo, que es preceptivo pero no vinculante, pide revisar el calendario de exámenes, algo que, según las mismas fuentes, la Administración se ha comprometido a estudiar con las universidades.

Según el proyecto de orden, las pruebas deberán finalizar antes del día 10 de junio y los resultados provisionales de las mismas deben ser publicados, preferentemente, antes del 24 de junio. Las pruebas de la convocatoria extraordinaria deberán finalizar antes del 8 de julio, en el caso de que la comunidad autónoma determine celebrarla en el mes de julio, o del 15 de septiembre, en el caso de que se celebre en ese mes. El Consejo pide acortar o alargar estos períodos.

Además, se han aprobado otras enmiendas para que se alarguen los tiempos de espera entre exámenes y para que la orden especifique que la puntuación alcanza hasta 14 puntos, así como para que el alumno pueda examinarse de la modalidad que quiera en Selectividad independientemente del Bachillerato que haya cursado.

Por otro lado, el dictamen del Consejo no ve adecuado que el Ministerio de Educación establezca a través de una orden ministerial una "restricción" del porcentaje de estándares de aprendizaje o contenidos comunes --al menos el 70%-- en la evaluación final de Bachillerato que sustituye este curso escolar a la antigua Selectividad.

"No resulta adecuado que se establezca una restricción por vía 1 de Orden Ministerial en cuanto al porcentaje de estándares de aprendizaje", indica el borrador del dictamen, que recoge Europa Press.

Concretamente, el proyecto de orden ministerial indica que "al menos el 70% de la calificación de cada prueba deberá obtenerse de estándares de aprendizaje evaluables seleccionados entre los definidos en la matriz de especificaciones de la materia correspondiente".

Los estándares de aprendizaje los define el Ministerio de Educación y el Consejo Escolar critica que fije este porcentaje en esta orden ministerial, algo que no se había hecho hasta ahora en las anteriores Pruebas de Acceso a la Universidad.

El texto emana del real decreto ley sobre los cambios en estas pruebas y las de Primaria y ESO, en vigor desde este domingo 11 de diciembre. Los anteriores borradores de la orden se referían también a la de ESO, pero al convertirse ésta en muestral y su aplicación realizarla las autonomías, el Ministerio ha elaborado un nuevo proyecto de orden para regular únicamente los pormenores de la de Bachillerato.

En la reunión de este martes, que ha durado cuatro horas y ha sido "larga e intensa", según las fuentes consultadas, se han presentado una treintena de enmiendas al borrador del dictamen y al menos un voto particular de la Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA). Su presidente, José Luis Pazos, ha explicado a Europa Press que aunque finalmente se ha optado por la opción "menos mala" para resolver este "entuerto" de las 'reválidas', esta organización mantiene su oposición a las mismas.

En cuanto comprensión y producción de textos orales en inglés, el proyecto de orden ministerial incluye esta posibilidad, pero según apuntan desde de Educación la decisión sobre esta tipología e examen para evaluar el conocimiento del idioma extranjero es de las comunidades autónomas y las universidades. El presidente de CANAE confía en que ninguna autonomía opte por pruebas orales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies