Denuncian inspecciones "coactivas" en connivencia con direcciones de centros

Actualizado 20/05/2013 20:48:09 CET

Los inspectores señalan que sus acciones "se ajustan a los criterios y procedimientos descritos en el Plan de Actuación"

SEVILLA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

Docentes adscritos a centros educativos bajo la tutela de la zona III de inspección educativa de la provincia de Sevilla, correspondiente a la demarcación geográfica del Aljarafe, han puesto de manifiesto actuaciones "coactivas" por parte de algunos inspectores en "connivencia" con las direcciones de dichos centros.

De hecho, algunos de estos profesores respaldan la remisión de un escrito que habría sido elevado ante el propio Servicio de Inspección Educativa, sin perjuicio de acudir a instancias "superiores" en el caso de que las peticiones que se exponen no sean cumplidas.

Fuentes del colectivo han explicado a Europa Press que lo sucedido supone "otra vuelta de tuerca más" en el "empeoramiento" de las condiciones de trabajo en la escuela pública, toda vez que el servicio de inspección se empeña en "burocratizar" y "dificultar" la labor de los profesionales.

Estos profesores denuncian "irregularidades" en el encargo recibido de parte de los inspectores de entregar el diseño de una unidad didáctica, ya que las programaciones fueron aprobadas por el servicio de inspección a fecha 15 de noviembre, por lo que, sin negarse a hacer el trabajo, pretenden saber por escrito cuál es la "base legal" que avala este encargo a mitad de curso.

"Algunos claustros han pedido la comparecencia de los inspectores para dar explicaciones al profesorado, petición que ha sido repetidamente rechazada por parte del servicio de inspección, faltando así a su deber de asesorar, orientar e informar", remarcan.

Añaden que ya en su día fueron trasladadas al equipo directivo una serie de dudas que tenían sobre este trabajo, "pero éstas fueron censuradas, para trasladar a la inspectora sólo aquellas que llamaron 'pedagógicas', dejando sin respuesta aquellas que cuestionaban la legalidad de la encomienda".

La sección de Enseñanza del sindicato Ustea ya manifestó estar recibiendo denuncias por parte de trabajadores de prácticas de la inspección educativa conducentes a la "fiscalización" de la actividad docente y la "presión" para aumentar el número de alumnado aprobado, así como por la apertura de expediente al profesorado "que no está de acuerdo con las imposiciones de la Consejería", según explicó a Europa Press el responsable de Acción Sindical de Ustea Enseñanza, José Segovia.

Por contra, el presidente de la Asociación de Inspectores de Educación (Adide) de Andalucía, Ángel Ruiz Fajardo, recalcó a Europa Press que las actuaciones realizadas por los integrantes del servicio provincial de Inspección de Educación de Sevilla, y los de todos los Servicios de Inspección de la comunidad autónoma, "se ajustan a los criterios y procedimientos descritos en el Plan de Actuación de la Inspección de Educación que deriva de lo establecido en la normativa vigente y que regula el mencionado plan".

"En ningún caso" la solicitud de informes al profesorado y a los centros constituye una medida de presión, sino que "forma parte del trabajo habitual de la Inspección de educación, en el desarrollo de sus funciones de supervisión y asesoramiento de los procesos educativos, siempre utilizando los cauces y procedimientos reglamentarios", defendió el presidente de Adide Andalucía.