El desarrollo de la Ley de Educación concluye el próximo curso 2009-2010 con la nueva Selectividad

Actualizado 18/08/2009 15:25:08 CET

MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El desarrollo de la Ley Orgánica de Educación, aprobada en 2006, concluye el próximo curso académico 2009-2010 con las nuevas Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), conocidas como Selectividad, así como con la implantación de la nueva ordenación académica de 5º y 6º de Primaria y de 2º de Bachillerato, reguladas hasta ahora por la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo (LOGSE) de 1990.

Así termina el despliegue normativo que a lo largo de tres cursos académicos ha ido implantándose de forma gradual. Además, partir del año académico 2009-2010, cada alumno dispondrá al finalizar la Educación Primaria de un informe sobre su aprendizaje, los objetivos alcanzados y las competencias básicas adquiridas, según dispongan las administraciones educativas autonómicas.

Sobre la Selectividad, las comunidades autónomas organizarán esta prueba para los alumnos que hayan cursado las enseñanzas de Bachillerato reguladas por la LOE. Por tanto, hasta el 30 de septiembre de este año, los estudiantes de este ciclo regulado por la LOGSE realizarán estos exámenes conforme a la misma.

Entre las medidas adoptadas destaca que se permitirá subir la nota haciendo un test relacionado con materias relacionadas con la carrera deseada y el en curso 2011-2012 entrará en vigor una prueba oral en un idioma extranjero a elegir entre Inglés, Francés, Alemán, Portugués o Italiano.

Además, el nuevo decreto obliga a que todas las pruebas tengan al menos dos opciones para elegir una, y especifica que se deben anunciar antes de los exámenes cómo serán exactamente, y cuales serán los criterios para corregir cada prueba. Por otro lado, se establece que los alumnos deben tener al menos 45 minutos entre cada prueba.

Por otra parte, recoge, por primera vez, que los titulados en Formación Profesional (FP) de Grado Superior podrán acceder directamente a la Universidad sin necesidad de realizar una prueba y que los mayores de 40 años podrán ingresar acreditando su experiencia laboral.