La escuela concertada reclama reunirse con Celaá tras el mensaje de "tranquilidad" de la ministra

Publicado 04/09/2018 19:02:00CET

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) y Escuelas Católicas han coincidido en reclamar reuniones de trabajo con la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, después del mensaje de "total tranquilidad" que ha mandado este martes en el Congreso a las familias que escolarizan a sus hijos en centros concertados.

"La ministra ha destacado hoy en su comparecencia ante la Comisión de Educación del Congreso que en su vida nadie le ha acusado de cuestionar la libertad de elección de las familias, y esperamos que así siga siendo", afirma en un comunicado la CECE, aunque muestra su preocupación por "insistencia de la ministra en suprimir el concepto de "demanda social" a la hora de hacer la planificación de puestos escolares públicos y concertados".

"Esperamos conocer pronto su propuesta de texto alternativo al actual artículo 109", añade CECE en el comunicado, en alusión a la intención del Gobierno de eliminar este artículo de la Ley Orgánica por la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), aprobada en 2013 por la mayoría del Partido Popular, y que Celaá considera un "eufemismo" que permite que "la escuela pública pueda considerarse subsidiaria de la concertada".

Desde esta organización de centros concertados afirman coincidir con la ministra en "su voluntad de que haya una igualdad de condiciones entre la red pública y la concertada y deje de propiciarse así una estéril confrontación entre ambas redes", y cierran su comunicado deseando que "se establezcan los cauces de diálogo y de consenso necesarios para que haya un verdadero trato de igualdad a todas las familias".

Por su parte, Escuelas Católicas dice acoger con "cautela" las palabras de Celaá. "Que la ministra afirme con rotundidad que el cierre de la concertada es una noticia falsa nos tranquiliza relativamente", explican en un comunicado donde la organización manifiesta que les "sigue preocupando que se pongan nuevas trabas a su existencia".

En ese sentido, Escuelas Católicas denuncia que la escuela concertada ha sufrido una "asfixia" en Aragón y Comunidad Valenciana "con resoluciones, posteriormente anuladas por los tribunales, de cierre de aulas concertadas llenas de alumnos".

"Escuelas Católicas recuerda que las redes pública y concertada son complementarias, que ambas garantizan el derecho a la educación y que se puede defender la escuela pública sin ir contra la libertad de enseñanza, que incluye el derecho de elección de centro por parte de las familias", añaden desde la organización.

Contador