El fiscal ha actuado sin rigor jurídico en el caso de la niña de Palma, según abogados

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El fiscal ha actuado sin rigor jurídico en el caso de la niña de Palma, según abogados

Publicado 17/10/2016 14:30:55CET

   MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El fiscal superior de Baleares ha actuado "sin rigor jurídico" en el caso de la niña agredida por un grupo de alumnos en un colegio publico de Palma de Mallorca por asegurar que no se trata de un acoso escolar antes de concluir la investigación, "dejando indefensa a la familia", según abogados.

   "Igual que el fiscal pide rigor informativo a los medios de comunicación, pedimos rigor jurídico a la hora de investigar. No puede afirmar públicamente que no existe 'bullying' hacia la menor cuando aún no se conocen los resultados definitivos del informe que está elaborando la administración sobre el caso y cuando el fiscal no parece haber explorado a la menor ni solicitado pruebas forenses al gabinete psicosocial", asegura a Europa Press el socio director del despacho Pluslegal Abogados, Sergio Lusilla.

   Si bien admite que la agresión a esta niña de ocho años "no ha sido tan grave como parecía en un inicio", este experto subraya que "el resultado lesivo de la acción no quiere decir que ésta no exista". Asimismo, subraya que aunque la fiscalía ha calificado el hecho como una agresión "puntual", para Lusilla "no quiere decir que no haya algo más allá" y recuerda que el 'bullying' "no es un único resultado, es un delito continuo".

    "Seguimos estando ante un posible caso de acoso escolar en el que la menor y su entorno familiar habían manifestado verbalmente al centro que los supuestos agresores habían proferido, previamente, insultos y amenazas a la niña, signos inequívocos de que tras la agresión considerada puntual, puede haber una niña que sufre 'bullying' en el entorno escolar", continua el abogado.

   También advierte de que en el colegio se ha producido una negligencia aunque hubiera docentes presentes en el momento de la agresión. En este sentido, señala que aunque en un primer instante se aseguró que durante el recreo no había ningún profesor vigilando, "lo que sería una negligencia por culpa in vigilando", desde el centro escolar lo han desmentido.

   Sin embargo, Lusilla sostiene que es igualmente una negligencia que "en un hecho tan grave, como es una agresión que termina con una menor hospitalizada, no hubieran intervenido los adultos presentes y que administrativamente no se hayan puesto los medios para evitarlo".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies