Gobierno vasco presentará en 2010 en el Parlamento un plan de educación trilingüe para superar el sistema de modelos

Actualizado 10/06/2009 16:39:54 CET

Celaá apuesta por mejorar el modelo A para compatibilizar libertad de elección y aprendizaje del euskera y castellano

VITORIA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Educación del Gobierno vasco, Isabel Celaá, anunció hoy que presentará a principios de 2010 ante el Parlamento una propuesta de marco de educación trilingüe que supere el actual sistema de modelos lingüísticos, aunque supeditó la aprobación de cualquier ley en torno a esta materia al logro de un acuerdo "transversal". Asimismo, apostó por mejorar el modelo A --educación en castellano con el euskera como asignatura-- para compatibilizar la libertad de elección de las familias con el aprendizaje de las dos lenguas oficiales de Euskadi.

Celaá acudió hoy al Parlamento vasco a presentar las líneas de actuación de su departamento a lo largo de la presente legislatura, en una comparecencia que duró más de tres horas y en la que se centró especialmente en la política lingüística, aunque también se comprometió a "liberar de prejuicios identitarios" al sistema educativo y a convertirlo en un espacio de defensa de los derechos humanos.

La consejera de Educación, Universidades e Investigación sustentó su intervención en una oferta de diálogo y consenso, a la que los grupos respondieron con su disposición a tratar de llegar a acuerdos a pesar de las diferencias que les separan en esta materia. Celaá destacó la necesidad de avanzar hacia una enseñanza trilingüe. "El trilingüismo es una necesidad, pero no quiero que nadie entienda la necesidad de subrayar su importancia como una cortina de humo para no abordar lo que ha sido un elemento de debate casi permanente, el aprendizaje de nuestras dos lenguas oficiales".

En referencia al debate sobre la reforma de los actuales modelos lingüísticos -en euskera, en castellano o bilingüe-- y a los polémicos decretos aprobados a finales de la pasada legislatura que establecían el euskera como lengua principal en la enseñanza, consideró que "los fundamentos del consenso alcanzado en 1982 en torno a la Ley de Normalización y Uso del euskera se han demostrado adecuados, y los problemas han surgido cuando se han producido intentos de erosionar sus fundamentos o de modificarlos sustancialmente".

PACTO CON EL PP Y 'EUSKARA 21'

Celaá citó un apartado del acuerdo de 'Bases para el cambio democrático de la sociedad vasca' alcanzado por el PP y el PSE antes de la investidura de Patxi López como lehendakari, en el que ambas formaciones se fijaban el objetivo de "alcanzar un bilingüismo integrador fomentando la utilización vehicular de las dos lenguas oficiales, su conocimiento y su uso en el respeto a la libertad de elección de lengua vehicular de las familias contando con el criterio de las profesionales docentes".

La consejera consideró que dicho objetivo "concuerda" con el documento 'Euskara 21', aprobado en la pasada legislatura por un organismo dependiente del Gobierno vasco, y al que el PNV considera un referente para la futura política lingüística. En esta línea, Celaá afirmó que "es preciso conjugar el principio de libertad de elección de lengua de las familias con el obligatorio aprendizaje de la otra lengua oficial".

Respecto al "bajo uso del euskera", subrayó la necesidad de "cultivar el afecto y el acercamiento hacia el euskera" y de dejar de lado "los excesos y las imposiciones". Por ese motivo, y tal y como ya anunció el propio lehendakari, afirmó que su departamento modificará los artículos de los referidos decretos que establecen el euskera como principal lengua vehicular, de los que denunció que "no han sido objeto de consenso político".

"EVITAR LA JERARQUIZACIÓN"

Celaá advirtió de que "evitar la jerarquización normativa de una lengua con respecto a la otra es condición básica para llegar a acuerdos, para evitar ofensas". La consejera manifestó que "la igualdad normativa de las lenguas es coherente con la utilización vehicular de ambas y no prejuzga la proporción que un centro educativo destine a una u otra en función de su proyecto lingüístico".

La responsable de Educación del gabinete de Patxi López aseguró que su departamento "va a garantizar que haya un proyecto lingüístico del centro y que cada centro, en función de sus recursos, de su zona sociolingüística, pueda elaborar su proyecto lingüístico". "Ellos deciden qué proporción van a dar a cada lengua", añadió.

En este punto anunció que el departamento presentará a principios de 2010 ante el Parlamento una propuesta de marco de educación trilingüe -en euskera, castellano e inglés-- con el objetivo de que sea debatido con los grupos. Dicha propuesta establecerá "unos mínimos y orientaciones", aunque insistió en que "serán los centros los que van a construir su proyecto lingüístico en función de su propia autonomía". "Nosotros siempre hemos hablado de superar los modelos lingüísticos para llegar aun marco trilingüe", recordó.

Respecto a la necesidad de "conjugar el principio de libertad del idioma" de las familias para la educación de sus hijos con "el necesario aprendizaje" de las dos lenguas oficiales, consideró que "hay que poner más apoyos lingüísticos". Celaá se refirió a la situación del modelo A -enseñanza en castellano con el euskera como asignatura-- para anunciar su intención de "mejorarlo", aunque siempre "a través del acuerdo".

SÓLO UNA LEY

La consejera explicó que es precisamente esa búsqueda de consenso lo que le lleva a plantear, por el momento, una única ley -Ley de aprendizaje a lo largo de la vida--como objetivo para aprobar en esta legislatura. "No he anunciado ninguna otra ley, porque considero que en este momento tenemos suficiente árnica en nuestro sistema como para desarrollar prácticas políticas que permitan mejorar el sistema", indicó.

De todas formas, explicó que eso no quiere decir que no vaya a presentar otros proyectos de ley, aunque todo "depende de cómo avancemos en los acuerdos". "Si tenemos un grado de acuerdo interesante, donde nos encontremos tirios y troyanos, de manera transversal, y queremos darle rango de ley, adelante con ello", explicó.

DESLEGITIMACIÓN DE ETA

Al margen de la materia lingüística, Celaá se comprometió a reformular el Programa de educación para la convivencia y los derechos humanos aprobado por el anterior Gobierno para la deslegitimación ética, social y política de ETA.

Respecto al citado proyecto de Ley de aprendizaje a lo largo de la vida, se trata de una norma que pretende "integrar todo tipo de aprendizajes y potencie y anime la formación".

También anunció la creación de una "beca de mantenimiento destinada a incentivar la permanencia en el sistema educativo del alumnado en situación de riesgo de abandono".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies