Junta andaluza apela al "sentido común" para solucionar los problemas de convivencia en centros educativos

Actualizado 16/07/2009 17:01:14 CET

JAÉN, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, apeló hoy al "sentido común" para que a la hora de resolver los problemas que pueda haber de convivencia en los centros educativos el último recurso sea acudir a los tribunales, ya que, a su juicio, "hay que agotar antes muchas otras vías para no socavar la autoridad del profesorado".

A raíz de la sentencia emitida por la Audiencia Provincial de Jaén que condena a un profesor por una falta de lesiones tras zarandear a un menor, Moreno, tras reconocer públicamente la "profesionalidad y buen hacer" de este docente, analizó que este fallo judicial le hace pensar en "por qué casos como este pueden llegar al juzgado".

Moreno aclaró a los periodistas en Jaén que no tienen nada que objetar a esta sentencia y que desde la Consejería de Educación están en contra de cualquier tipo de violencia o maltrato hacia los niños, lo que no es óbice para abogar a la vez por que el profesorado tenga un "margen de confianza que no puede delimitar un juzgado", sino que "debe delimitarlo el sentido común de los padres y de la comunidad educativa".

"Los padres tienen en su mano reforzar la autoridad del profesorado o socavar y erosionar su autoridad, afortunadamente la inmensa mayoría de los pares refuerzan a diario el trabajo y la autoridad del profesorado, pero se producen casos excepcionales como este que, la verdad, nos producen mal sabor, malestar, en el propio profesorado y creo que hacen poco bien al sistema educativo", fundamentó.

Por ello, la consejera de Educación andaluza hizo estas declaraciones con el fin de que sirvan de "compensación moral" al profesor condenado y al equipo directivo del centro e insistió en que "en el día a día de un centro educativo los profesores merecen un margen de confianza y respeto a su autoridad".

En concreto la Audiencia Provincial de Jaén confirmó la multa de 180 euros impuesta a un profesor por una falta de lesiones tras zarandear a un menor que manifestó que quería irse del colegio tras haberse peleado con otro niño. En la sentencia, consultada por Europa Press, se especificaba que los hechos se desarrollaron en un colegio de la capital el pasado 20 de marzo, día en el que un menor manifestó que quería o bien marcharse del centro o bien que llamaran a sus padres tras un incidente con otro alumno. Ante esa reacción, el procesado "lo cogió por los hombros zarandeándolo" y le causó lesiones "de las que tardó en curar un día, precisando únicamente una primera asistencia".

Por ello, el juzgado de Instrucción número uno de Jaén condenó al procesado por una falta de lesiones al pago de una multa de 180 euros, fallo contra el que el denunciado presentó un recurso de apelación alegando error en la apreciación de la prueba manteniendo que no está acreditado que zarandeara al menor produciéndole el enrojecimiento y marcas de dedos que se reflejan en el parte médico y manifestando que la pelea anterior entre los niños "bien pudo producir esas lesiones", si bien la Audiencia desestimó el recurso de apelación y ratificó la citada resolución.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies