México reduce la influencia del sindicato de maestros

Peña Nieto
REUTERS
Actualizado 26/02/2013 14:19:21 CET

MÉXICO DF, 26 Feb. (Reuters/EP) -

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, ha promulgado una histórica reforma para impulsar el sistema educativo en el país y para reducir la influencia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), que se ha manifestado contrario a esta medida.

"Nuestros niños y jóvenes merecen profesores capacitados, responsables y cumplidos. La reforma contiene reglas claras para que el mérito profesional sea la única forma de ingresar, permanecer y ascender como maestro", declaró este lunes Peña Nieta en la promulgación de la ley, aprobada en diciembre por el Congreso y posteriormente por la mayoría de los 31 estados del país.

La reforma, que incluye cambios en varios artículos de la Constitución, pretende limitar la influencia del SNTE, que, según analistas y políticos, ha llevado a cabo durante décadas prácticas corruptas.

Además, otro de sus objetivos es contabilizar de manera fehaciente el número de escuelas, maestros y estudiantes que hay en México. Para que esta medida funcione, "hay que reformar la Ley General de Educación y se tiene que facilitar la creación de una Ley de Servicio Profesional y otra de evaluación", ha indicado el investigador Ricardo Raphael.

Para que esta ley entre en vigor, el Congreso tiene un plazo máximo de 180 días, período en el cual podrían hacerse o no los cambios a las otras leyes conexas.

Uno de los puntos relevantes del reglamento es el referido a la creación del 'Sistema de Servicio Profesional Docente', que fijará los requisitos para el ingreso, la promoción y la permanencia de los maestros en sus puestos de trabajo.

Hasta ahora el SNTE, dirigido por Elba Esther Gordillo, ha controlado la distribución de las plazas y cargos e incluso la venta de puestos de trabajo. El precio de una plaza de maestro podía alcanzar los 300.000 pesos (alrededor de 18.035 euros) y la mayoría de los educadores avanzan en su carrera profesional no por concurso, sino por vínculos con dirigentes sindicales, según han declarado varios docentes a la agencia de noticias Reuters.

Aparte, el diputado Jorge Herrera, del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), ha señalado que la reforma no será retroactiva, por lo que no se perderían plazas, tal y como han sugerido miembros sindicales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies