Las mujeres suponen el 41% del personal docente en la UZ

Actualizado 14/11/2011 17:31:56 CET

ZARAGOZA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las mujeres representan en la Universidad de Zaragoza el 41 por ciento del personal docente e investigador, pero sólo ocupan el 16 por ciento de las cátedras, según los datos extraídos del 'Diagnóstico de la Situación con Respecto a la Igualdad de Género en la Universidad de Zaragoza'.

Dicho documento ha sido presentado este lunes por la vicerrectora de Relaciones Institucionales y Comunicación, Pilar Zaragoza, acompañada por la directora del Instituto Aragonés de la Mujer, Pilar Argente; la directora del Observatorio de la Igualdad de Género de la Universidad de Zaragoza, María Villarroya, y el director técnico de Relaciones Institucionales y Comunicación, Antonio Peiró.

El diagnóstico tiene tres objetivos: conocer la situación actual de mujeres y hombres en los distintos sectores de la comunidad universitaria, observar su evolución a lo largo de los últimos años y disponer de una base objetiva.

La información ha sido organizada en cuatro apartados referidos al 'Personal Docente e Investigador', 'Personal de Administración y Servicios', 'Alumnado', y 'Representación de mujeres y hombres en los órganos de gobierno y comisiones de Universidad'.

A partir de la información recogida en este diagnóstico, la universidad de Zaragoza ha concluido que el personal docente e investigador está formado por un 40,6 por ciento de mujeres y un 59,4 por ciento de hombres.

Las mujeres sólo son mayoría en la categoría de ayudantes doctores, estando la situación equilibrada en la mayor parte de las mismas, con excepción de las de profesorado Emérito (9,1 por ciento), de catedrático de Universidad (16,2 por ciento) y de catedrático de Escuela Universitaria (22,2 por ciento).

La proporción de mujeres en este sector se incrementa ligeramente cada año, pasando del 36 por ciento en 1999 al 40,6 por ciento en 2010. Este incremento se ha debido a las nuevas incorporaciones, producidas en los grupos de edad más jóvenes.

La relación entre el número de mujeres y de hombres es equilibrada hasta los 45 años, pero a partir de esa edad aumenta la proporción de hombres y se reduce la de mujeres, que entre 61 y 65 años apenas son el 29,4 por ciento del total, y a partir de los 65 años el 17,3 por ciento.

POCAS MUJERES EN LAS ÁREAS TÉCNICAS

En un análisis más detallado, se han observado grandes diferencias entre macroáreas, aunque entre 1999 y 2010 se ha producido un aumento de la proporción de mujeres en todas ellas. Así, en las áreas biomédica, humanística y social, la situación es casi equilibrada, pero en las áreas técnica apenas hay un 21,6 por ciento de mujeres.

Por categorías profesionales destaca que, aunque la proporción de mujeres en las cátedras de Universidad ha pasado del 11,1 por ciento en 1999 al 16,2 por ciento en 2010, la mayor parte del crecimiento se ha producido en el último año.

En lo que respecta a las situaciones administrativas especiales, las cinco sextas partes de quienes tienen excedencias para el cuidado de hijos o familiares son mujeres, mientras que quienes están en servicios especiales son hombres.

Respecto al papel desempeñado por las mujeres en la investigación se observan grandes diferencias con los hombres. En promedio, las mujeres apenas representan el 20 por ciento de las direcciones de los grupos de investigación reconocidos por el Gobierno de Aragón.

En las áreas de ciencias experimentales y matemáticas apenas suponen el 8,8 por ciento del total, y en Tecnología son el 9,4 por ciento. Una situación semejante de desequilibrio se da en la dirección de tesis doctorales, donde la proporción del número de mujeres se encuentra un 10,2 por ciento por debajo de su presencia en el conjunto del Personal Docente e Investigador.

El personal de administración y servicios está formado por un 58,4 por ciento de mujeres y un 41,6 por ciento de hombres, proporciones que apenas han variado desde 1999.

Por grupo y nivel, las mujeres se concentran en los más bajos (C2 para funcionarios y LD para laborales, que sólo exigen el certificado de escolaridad para el ingreso en los mismos), donde la proporción de mujeres alcanza una media del 65,7 por ciento. En los demás grupos, la situación es equilibrada.

En cuanto al nivel, las mujeres constituyen el 69,4 por ciento del nivel más bajo (el 16), aunque también hay que señalar que son una amplia mayoría en un nivel medio alto, como es el 23 (con un 68,8 por ciento).

Existe una distribución relativamente equilibrada en los grupos y niveles de mayor responsabilidad, pero con una amplia mayoría de mujeres (en proporciones en torno a dos mujeres por hombre) en los grupos y niveles más bajos, según se ha puesto de manifiesto en las conclusiones del estudio.

ALUMNOS

El alumnado está formado por un 53,5 por ciento de mujeres y un 46,5 por ciento de hombres, por lo que presenta una composición equilibrada.

Sin embargo, existen fuertes desequilibrios por rama de conocimiento, ya que mientras que en la de ingeniería y arquitectura los hombres son el 75,3 por ciento del total, en la de ciencias de la Salud son las mujeres las que alcanzan el 74,3 por ciento. La situación de las otras ramas es más equilibrada, siendo las mujeres mayoría en todas ellas.

CIENCIAS SOCIALES Y JURÍDICAS

En Ciencias Sociales y Jurídicas, las titulaciones relacionadas con la actividad física son las únicas en que no llega a la mitad la proporción de mujeres, mientras que estas que son ampliamente mayoritarias en otras titulaciones, especialmente en las relacionadas con las ciencias de la educación (salvo maestro, educación física), el trabajo social y la psicología.

En la de ingeniería y arquitectura, aunque hay una amplia mayoría de hombres, las mujeres son mayoría en diseño industrial, estando la situación relativamente equilibrada en las ingenierías relacionadas con química y construcción.

La presencia de mujeres es superior al 80 por ciento en trece titulaciones. De ellas, ocho son de maestro --alcanzando el 96,8 por ciento en el grado de Educación Infantil de Zaragoza--, además de terapia ocupacional, enfermería (Zaragoza y Huesca), trabajo social y psicología.

En cuanto a los hombres, su presencia supera el 80 por ciento en dieciséis titulaciones, estando por encima del 90 por ciento en cuatro (todas ellas ingenierías).

Acerca de la finalización de los estudios de primer y segundo ciclo y grado, las mujeres los terminan en una proporción más alta que los hombres. En el último curso representan el 62,6 por ciento del alumnado egresado (un 9,1 por ciento más que su proporción en el conjunto del alumnado), frente al 37,4 por ciento de los hombres.

NOTA MEDIA DE ACCESO

También se ha constatado que la nota media de acceso a la Universidad de las mujeres es superior a la de los hombres, habiéndose acrecentado la diferencia entre el año 2002, en que era del 1,0 por ciento, al 2010, en que alcanza el 4,9 por ciento. La correlación entre proporción de mujeres y nota de corte es positiva (0,221), con una significación entre el 90 y el 95 por ciento.

El informe de diagnóstico ha revelado asismimo que las mujeres están infrarrepresentadas en la composición de los órganos de gobierno y comisiones de Universidad, salvo en los relacionados con el Consejo de Dirección.

En concreto, solo el 15 por ciento de los decanatos y direcciones de centros y el 19,6 por ciento de los departamentos están en manos de mujeres, que quedan relegadas a los cargos dependientes de ellos (vicedecanatos, subdirecciones y secretarías). Los institutos universitarios de investigación propios, por su parte, no cuentan con ninguna directora y en ellos la presencia de mujeres en sus órganos de dirección es ínfima.

Los datos recopilados por el estudio servirán para ayudar a la elaboración, ya empezada, del I Plan de Igualdad de la Universidad de Zaragoza.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies