El Gobierno foral regula la Educación Básica de las personas adultas y establece su estructura y currículo en Navarra

 

El Gobierno foral regula la Educación Básica de las personas adultas y establece su estructura y currículo en Navarra

Actualizado 20/07/2009 15:22:53 CET

PAMPLONA, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra aprobó en su sesión de hoy un decreto foral que regula la Educación Básica de las Personas Adultas y establece la estructura y el currículo de estas enseñanzas en la Comunidad foral. Su objeto es adaptar la regulación foral a los requerimientos de la Ley Orgánica de Educación.

Una novedad de esta nueva regulación es que incorporan por primera vez a las enseñanzas para las personas adultas las llamadas "competencias básicas", que permiten a los alumnos adquirir aquellos aprendizajes que se consideran imprescindibles para la aplicación de los saberes adquiridos.

Otra incorporación novedosa es la valoración previa de los conocimientos y experiencias adquiridas por los alumnos a través de la educación no formal, con objeto de proceder a su orientación y adscripción a un nivel determinado.

Además se iguala la duración temporal de las dos modalidades -presencial y a distancia-, mediante las que se pueden cursar estas enseñanzas. Y, finalmente, se instaura también en todo el Estado la validez de los niveles superados correspondientes a cada uno de los tres ámbitos.

El nuevo decreto foral organiza la Educación Básica de las Personas Adultas en dos grados -Enseñanzas Iniciales y Educación Secundaria para las Personas Adultas- con tres ámbitos de conocimientos -ámbito de comunicación, ámbito social y ámbito científico-tecnológico- y dos niveles en cada ámbito. El texto también recoge los objetivos generales de cada uno de los ámbitos, los métodos pedagógicos y los contenidos de los módulos que los componen.

La nueva regulación establece también la duración de los grados y niveles, la evaluación de los aprendizajes o la adscripción del profesorado a los diferentes ámbitos de conocimiento, estipulando que podrán acceder a ellos las personas mayores de 18 años o que cumplan esta edad dentro del año natural en que comiencen el curso.

Las Enseñanzas Iniciales de la Educación Básica de las Personas Adultas se estructurarán en dos niveles: enseñanzas iniciales I y II. Por su parte, las enseñanzas de Educación Secundaria para las Personas Adultas se organizarán en dos niveles, que abarcarán dos periodos cuatrimestrales cada uno de ellos.

Al finalizar cada periodo cuatrimestral, el profesor tutor del grupo, o en su caso el equipo docente constituido por el conjunto de profesores de cada grupo de alumnos, coordinados por el profesor tutor, evaluarán los módulos cursados por cada alumno.

El equipo docente actuará de manera colegiada a lo largo del proceso de evaluación. Los alumnos que hayan sido evaluados positivamente en un módulo determinado podrán cursar el módulo siguiente con la misma denominación. En el caso de evaluación negativa deberán repetir dicho módulo.

Los alumnos que hayan alcanzado los objetivos de las Enseñanzas Iniciales II y tengan todos los módulos con evaluación positiva podrán cursar la Educación Secundaria para las Personas Adultas. No obstante, el departamento de Educación organizará las pruebas y realizará las convocatorias que permitan la obtención directa de este título, tal y como establece la LOE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies