Operarios acuden al colegio Santa Illa para recoger los últimos enseres

 

Operarios acuden al colegio Santa Illa para recoger los últimos enseres

Actualizado 24/02/2012 10:36:09 CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

Dos furgonetas han acudido a primera hora de este viernes a las puertas del colegio Santa Illa en el distrito de Chamartín para recoger los últimos enseres del centro, después de que este jueves fuese embargado por una deuda que tienen con la Seguridad Social.

En concreto, un grupo de operarios permanece dentro del centro a la espera de que lleguen los inspectores, después de que la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, se comprometiera a paralizar el procedimiento hasta que finalizara el curso.

En el día de hoy los padres no han acudido al colegio con los niños y apenas un par de personas han entrado al interior del centro, entre ellos su propietario, que ha explicado que no hablará con los medios hasta que contacte con la Consejería de Educación.

Más de 150 niños, de entre 3 y 17 años, vieron este jueves como se llevaban los muebles de sus clases. Uno de los operarios ha reconocido "que la impresión fue dura". "Ver las cosas así es triste", ha indicado este operario, que ha reconocido que no hubo tensión con los profesores y que cuando acudieron a por los enseres los alumnos estaban en el patio.

La presencia de los medios ha llamado la atención a los estudiantes del colegio Arquitecto Gaudí, situado a escasos cinco metros del centro privado. Éstos preguntaban a sus padres a la entrada si también les iba a pasar lo mismo a ellos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies