Profesores republicanos represaliados durante el franquismo reciben un homenaje que supone una "reparación moral"

Actualizado 22/10/2007 19:42:08 CET

GRANADA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

Profesores andaluces republicanos que fueron represaliados durante el franquismo recibieron hoy un homenaje en Granada que supone, según manifestaron algunos de los familiares, una "reparación moral que era necesaria, en contra de lo que muchos creen".

En unas jornadas organizadas de forma conjunta por las consejerías de Justicia y Educación de la Junta de Andalucía, se hizo entrega a los familiares de 76 docentes de la época de diplomas, en un reconocimiento "humilde, pero lleno de emoción", según la titular de Educación, Cándida Martínez.

Casos como el de la madre de Juan López, que fue presa y le quitaron la escuela de la que era directora, para enviarla tras salir en libertad a otro lugar, fueron algunos de los hoy reconocidos en el homenaje que ha pretendido "dignificar" el trabajo que realizaron esos maestros.

Aunque llega "un poco tarde" para algunos, según afirmó Ana Maldonado, hija de un maestro de Fiñana (Almería), Manuel, ya fallecido que tuvo que trabajar en obras para poder sacar adelante a su familia, el reconocimiento en sí supone un "orgullo".

Ana tiene ahora 72 años y le hubiera gustado que su padre en vida hubiera sido homenajeado porque "hizo infinidad de cosas buenísimas, pero como en la guerra todo fueron envidias, fue metido en la cárcel, condenado a muerte y salvado por la mediación de una sobrina".

A su salida tuvo que trabajar en lo que pudo, ya que no pudo reingresar en su carrera hasta la década de los 70, según recordó Ana, que lamentó "vivimos como pudimos durante aquellos años, pudiendo haberlo hecho muy bien". "Él lo pasó muy mal". "Las guerras no deberían existir y menos entre hermanos", afirmó.

El homenaje sirvió para reparar una "grave injusticia", según dijo Cayetano Aranda, cuyo padre, Carlos, maestro en Tabernas (Almería), también tuvo que buscarse trabajo en lo que pudo porque se le ofreció tarde el reingreso en su profesión con unas condiciones económicas "imposibles" para mantener a un familia.

Vio "frustrada" su vocación, según manifestó hoy su hijo, que recuerda aún su vida cotidiana con una sensación no tanto de "oposición" al franquismo pero sí de cierta "resistencia" al nuevo régimen.

Incluso, según relató a los periodistas antes del homenaje, cuando él --hijo-- fue llamado a filas "todavía las autoridades militares pidieron informes a un vecino mío que era guardia civil por si era yo un elemento peligros en el ejército, y eso era ya en el año 1970".

El homenaje supone un "orgullo" para otros que ven como se avanza en la multitud de "cosas aún pendientes", según dijo la nieta de Dióscoro Galindo, Nieves, que recibió con entusiasmo el reconocimiento "importante", en su opinión, porque se trata de gente que "ha estado muchos años olvidada".

La Junta de Andalucía quiso así poner en valor el trabajo, compromiso y ética de los maestros republicanos comprometidos con una sociedad que tenía una "urgencia enorme de elevar su nivel cultural", por lo que hicieron un "grandísimo esfuerzo" muchos de estos maestros de la Segunda República que fueron represaliados durante el régimen franquista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies