El Rey: "Es necesario reivindicar y defender siempre la importancia y el prestigio de la Universidad"

Inauguración Universia 2018
CASA REAL
Actualizado 21/05/2018 17:16:43 CET

SALAMANCA, 21 (del enviado especial de Europa Press Ray Sánchez)

El Rey Felipe VI ha reivindicado el "prestigio" de la Universidad y ha defendido su importancia ante los retos del mundo digital y globalizado en la inauguración este lunes 21 de mayo del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia de Salamanca, un evento que congrega en la ciudad castellanoleonesa a rectores y representantes de universidades procedentes de 26 países con motivo del octavo centenario de la universidad decana de Iberoamérica.

"Es necesario reivindicar y defender siempre la importancia y el prestigio de la Universidad", ha afirmado el monarca en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Castilla y León, donde ha estado acompañado por el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y al que han asistido el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, el expresidente del Gobierno Felipe González, y la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, entre otras muchas autoridades.

En su discurso, el Rey también ha pedido "prestar todo el apoyo necesario" a la Universidad para que pueda "seguir desarrollando un papel pionero en la docencia, en la investigación y en la transición del conocimiento a la sociedad" en un mundo "digital" y "globalizado".

"Universidad es sinónimo de universalidad y en un mundo globalizado es más importante que nunca abrir las fronteras del conocimiento", ha defendido Felipe VI, que también ha reclamado "recuperar y fomentar los valores humanistas que siempre han caracterizado a la Universidad" para afrontar los retos del futuro.

Apelando a un auditorio repleto de autoridades universitarias, el Rey ha emplazado a los rectores a "construir una Universidad con liderazgo social, educativo y científico" que "contribuya al bienestar y al futuro" de la sociedad. "En sus manos tienen la responsabilidad de contribuir a liderar el futuro, sabiendo percibir y anticipar las demandas de la sociedad para ofrecer propuestas adecuadas, creando espacios abiertos y atractivos a los que nuestros ciudadanos puedan sumarse y formar parte de ellos", han sido las palabras del monarca.

Antes, Felipe VI ha destacado la "potencia y trascendencia difíciles de igualar en el mundo" del encuentro de internacional rectores que organiza Universia del Banco Santander. A la entidad financiera ha agradecido su "compromiso" con la educación superior. "No podemos dejar de valorar nunca la relevancia que reuniones como esta tienen a la hora de renovar y fortalecer esta apuesta estratégica por la educación", ha proclamado.

El Rey también ha tenido palabras para Salamanca y su centenaria universidad, anfitrionas del simposio. "No podían haber elegido un lugar más idóneo, pues esta universidad es una de las más antiguas del mundo y la decana de toda Iberoamérica. En justa reciprocidad, este foro ha convertido hoy a la ciudad de Salamanca en el más importante referente internacional para la reflexión y el debate sobre el futuro de la educación superior, y de algún modo, en la capital mundial de la universidad", ha resaltado.

UNIVERSIDAD SIN "VISIONES LOCALISTAS"

El discurso del Rey ha comenzado con un agradecimiento dirigido al presidente de la República de Portugal por su presencia en el evento. Antes, Marcelo Rebelo de Sousa había precedido al Jefe del Estado español en el escenario del Palacio de Congresos y Exposiciones de Castilla y León.

"No hay valores sin educación, una que sea completa y que empieza en el inicio de la vida y llega hasta el final", ha asegurado el presidente portugués es un discurso ovacionado donde también ha tenido elogios para la ciudad anfitriona, que ya había visitado este año, el pasado mes de febrero, junto a Felipe VI.

"Salamanca ha sido grande porque tuvo el liderazgo del mundo cultural en el momento en el que nació. La universidad es grande si es líder, y es pequeña si se cierra sobre sí misma", ha afirmado Rebelo de Sousa haciendo una analogía con la centenaria e influyente universidad salmantina.

En la inauguración también han tomado la palabra el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, el rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Edgardo Barbieri, y la presidenta de Universia y del Banco Santander, Ana Botín, que ha reclamado el papel de la Universidad como parte de la respuesta para formar "ciudadanos globales", evitando "visiones localistas y endogámicas" que alejan de la cooperación internacional, en relación a los retos de la educación superior.

En su discurso, que ha comenzado lamentando la ausencia de la Reina Letizia, Botín ha defendido una educación superior "abierta, que promueva valores universales, la tolerancia y la inclusión social" que, debido a la transformación permanente de la sociedad en la era digital, ha de "ofrecer las herramientas que permitan al estudiante de hoy desarrollar nuevas habilidades y competencias que necesite en el futuro".

Antes del acto de inauguración, el encuentro ha arrancado con una charla protagonizada por mujeres. La sueca Pam Fredman, presidenta de la Asociación Internacional de Universidades, la española María José Alonso, catedrática de la Universidad de Santiago de Compostela, y la estadounidense Leila Janah, fundadora de Samasource, han sido las primeras en tomar la palabra en el Palacio de Congresos y Exposiciones de la ciudad salmantina.

El IV Encuentro Internacional de Rectores Universia reunirá hasta mañana martes a más de 700 rectores y autoridades académicas que debatirán sobre los retos de la universidad. El evento, organizado por Universia y el Banco Santander, coincide con el octavo aniversario de la Universidad de Salamanca, que acogerá en sus instalaciones el resto de actividades de la jornada. Mañana martes, el Encuentro será clausurado por, Ana Botín y está prevista la asistencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. El simposio da continuidad a los encuentros celebrados en Río de Janeiro (Brasil, 2014), Guadalajara (México, 2010) y Sevilla (España, 2005).