Las universidades pierden casi 55.500 alumnos de Grado este curso

estudiantes universitarios
EUROPA PRESS
Publicado 25/06/2015 15:35:48CET

Educación vincula esta caída a la bajada de la población de 18 a 24 años y PSOE y CC.OO a la subida de tasas y reducción de becas

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las universidades españolas han matriculado este curso 2014-2015 un total de 1.361.340 alumnos en estudios de Grado, 55.487 menos que el curso anterior, es decir, una caída del 3,9 por ciento, según el 'Avance de la Estadística de estudiantes universitarios. Curso 2014-2015, publicada este miércoles por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, recogida por Europa Press.

Desde curso 2002-2003 se han ido reduciendo los alumnos universitarios, excepto entre los cursos 2008-2009 y 2011-2012, en los que hubo un aumento debido, según el Gobierno, a la crisis económica y a la adaptación de los títulos universitarios al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Respecto al tipo de universidad, las públicas han reducido sus alumnos un 3,4 por ciento (42.578 matriculados menos) frente a las privadas, donde la caída ha sido más acusada, hasta el 7,5 por ciento (12.909 matriculado menos).

DESCENSO DE LA POBLACIÓN Y DURACIÓN DE LAS CARRERAS

El Ministerio de Educación vincula esta caída de alumnos de grados al descenso de la población entre 18 y 24 años y apunta a los datos del INE, con fecha 1 de enero de 2015 (proyección población), que indican que la población en estos tramos de edad era de 3.180.296 frente a los 3.233.052 del curso anterior, lo que supone un descenso del 1,6%.

El curso pasado 2013-2014 también las universidades experimentaron una reducción del alumnado matriculado en los grados del 0,8 por ciento y la reducción de la población entre 18 y 24 años en 2014 fue de un 3,2 por ciento respecto a 2013.

Educación también relaciona esta caída de alumnos a la duración de las actuales titulaciones de Grado, que son de al menos cuatro años, como consecuencia de la incorporación de España al Espacio Europeo de Educación Superior. Hasta ese momento, el ministerio recuerda que aproximadamente el 40% de los estudiantes cursaban titulaciones de tres años (diplomaturas) y el 60% las cursaban de cinco años (licenciaturas).

El último curso en el que se matricularon estudiantes en estas enseñanzas pre-Bolonia fue el curso 2009-2010. "Desde entonces la menor duración de los estudios de Grado supone mayor velocidad de rotación (menor número de años de permanencia en la universidad) lo que se traduce en un menor número de estudiantes", señalan desde este departamento.

SUBE LA MATRÍCULA EN LOS MÁSTER

Por el contrario, la matrícula de alumnos de Máster se incrementa este curso respecto al anterior un 13,8 por ciento, que se traduce en 16.962 alumnos más. Así, este colectivo ha pasado de 122.882 matriculados en 2013-2014 a 139.844 en 2014-2015.

En las universidades públicas, el aumento es del 11,8 por ciento (11.572 alumnos más) y en las privadas se eleva al 14,6 por ciento (5.390 matriculados más).

El departamento que dirige José Ignacio Wert indica que si se atiende a la tasa neta de escolarización en el sistema universitario --la relación porcentual entre el alumnado de la edad de referencia para cursar un ciclo educativo (18 a 24 años en el caso de los estudios universitarios) respecto al total de población de esa edad-- ésta alcanza curso "su nivel más alto", un 29,7 por ciento.

SUBIDA DE TASAS Y REDUCCIÓN DE BECAS

El portavoz socialista de Educación, Mario Bedera, denuncia que la confluencia de un "incremento inusitado" de las matrículas y una "bajada espectacular de las becas, tanto en número como en cuantía", es lo que ha hecho caer "en picado" el número de alumnos y de los créditos en los que se matriculan en las universidades públicas.

Este diputado advierte de que este descenso continuado del número de alumnos durante los tres últimos años "es algo que no ha sucedido nunca en ningún otro país de la OCDE", donde, según ha indicado, aumentan las matrículas y las becas. "Las becas en España son un tercio de la media de la Unión Europea", añade.

En la misma línea, la Federación de Enseñanza de CC.OO segura que "muchos jóvenes renuncien a iniciar estudios universitarios o los abandonan por no tener capacidad económica para hacer frente al precio de las matrículas". Además, denuncia que de forma paralela las universidades privadas y de la iglesia católica "han ganado terreno".