Wert afirma que el horario de los profesores y la ratio de alumnos por aula podrá "corregirse" cuando mejore la economía

Actualizado 07/05/2013 21:55:46 CET

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha afirmado que medidas de austeridad como el aumento del número de horas lectivas del profesorado o el incremento de la ratio de alumnos por aula "cuando las circunstancias económicas y fiscales lo permitan, podrán ser objeto de alguna forma de corrección".

En respuesta a una interpelación del senador socialista y ex presidente de Asturias Vicente Álvarez Areces sobre la política educativa que está desarrollando el Gobierno, Wert ha afirmado que las comunidades autónomas "se están auto exigiendo esfuerzos de racionalización del gasto educativo" que, en "algunos casos tienen un carácter temporal".

Con todo, ha pedido que no se "exagere" al hablar de las medidas que adoptan las autonomías "en el ámbito de sus competencias" ya que, en su opinión, "es enviar un mensaje que no se corresponde con la realidad, generar una alerta desproporcionada y que no tiene anclaje". "Ustedes hablan de colapso, estragos, retroceso, y no sé qué métricas utilizan para referirse a ello (...) porque realmente, no podemos encontrar nada de eso", ha asegurado.

En esta línea, se ha referido a las críticas vertidas por el senador socialista sobre el cobro del uso del comedor a los alumnos de distintas comunidades autónomas que llevaban al colegio la comida de casa, un asunto que para el ministro "nada tiene que ver con la Administración General del Estado" y que "tiene relativamente poco que ver con lo que es estrictamente el gasto educativo de las comunidades". En su opinión, cada autonomía "ha hecho lo que ha podido por buscar la máxima equidad y distribuir los gastos".

Con todo, ha reconocido que las medidas de recorte son "muy desiguales" en función de la comunidad ya que se les había facilitado desde el Gobierno central "una horquilla o márgenes para aplicar aquellas medidas de racionalización del gasto más coherentes" con su situación particular de déficit. La segunda que ha aplicado un mayor recorte, según ha dicho, ha sido Andalucía.

Areces, que había criticado el "deterioro" del sistema educativo y del consenso en torno al mismo a partir de los recortes presupuestarios, ha acusado al ministro de "cinismo" por atribuir las medidas de austeridad a la política autonómica, cuando es el Ejecutivo quien adopta "normativas de carácter básico para imponer a las comunidades autónomas".

"No me diga usted que el Gobierno no es el que está promoviendo esta reducción del gasto público educativo porque incluso en el plan de reformas enviado a Bruselas el Gobierno exhibe como un logro el haber reducido el gasto del PIB en educación", ha afirmado.

Asimismo, el senador ha criticado el anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), por ser "profundamente ideológica", contener "elementos que van en contra de la igualdad de oportunidades", pretender "relegar la escuela pública" en favor de la concertada y estar sustentada en un análisis de la Educación en España "discutible" y que a su juicio, no se ajusta a la realidad.

"La realidad no existe, existe lo que en su cabeza ha armado con una serie de datos estadísticos contradictorios y refutables. Debería estar preocupado por el hecho de que usted ignora lo que está pasando. Todas estas movilizaciones son la consecuencia de lo que se ha iniciado hace mucho tiempo: indican un malestar generalizado en el país, que no está absolutamente de acuerdo con lo que usted está contando", ha dicho al ministro.

Además, le ha propuesto evitar "poner patas arriba" el sistema y orientar los recursos disponibles a solucionar los problemas reales del sistema actual y hacerlo desde el consenso. Sobre este asunto, Wert ha dicho estar dispuesto a alcanzar un entendimiento en el trámite parlamentario de la norma, toda vez que el debate gire en torno al contenido de la LOMCE y no a su "caricatura ideológica".

"No sería la primera ley educativa que se aprueba sin consenso y yo voy a intentar lo contrario, que se apruebe con cierto nivel de consenso", ha asegurado el ministro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies