Valcárcel dice que "el sometimiento de Zapatero al chantaje político es la causa del problema actual del agua"

Actualizado 20/06/2009 19:30:50 CET

MURCIA, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, aseguró hoy que el actual problema del agua en España "es fruto de una política de debilidad" por parte del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "de sometimiento al chantaje político de una minoría catalana" y en la que "no actúa por interés nacional, sino por el suyo propio".

Frente a esto, Valcárcel aseguró que, antes de que Rodríguez Zapatero ocupase su cargo como jefe del Ejecutivo central, "había una política de la solidaridad, del compromiso, del rigor y de llevar el agua de la España en donde la hay a la España donde no la tenemos". Sin embargo, apuntó que ahora "nos encontramos con que todo aquello cambió y Zapatero cerró el grifo al agua para el Levante".

Valcárcel realizó estas declaraciones en la clausura de la Junta General de la Organización de Productores de Frutas y Hortalizas Soltir, en el municipio de Torre Pacheco (Murcia), coincidiendo con la manifestación que hoy congregó cerca de 30.000 personas, según los organizadores, por las calles de Talavera de la Reina (Toledo) bajo el lema 'Por nuestros ríos, por nuestro futuro', convocados por la Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche.

En este sentido, el presidente murciano aseguró que "no serían necesarias manifestaciones en Murcia, Alicante o la que ha tenido lugar en tierras castellano-manchegas si Rodríguez Zapatero hubiese respetado el Plan Hidrológico Nacional (PHN) con el que se resolvía la falta de agua en España".

"Hubo un PHN, que incluía el trasvase del Ebro, que contó con el apoyo del 85 por ciento de los votos del Consejo Nacional del Agua, de regantes, políticos, asociaciones de toda índole, amparado por Ley e iniciado de forma física", afirmó el presidente, quien añadió que "Rodríguez Zapatero lo eliminó por las exigencias de una minoría catalana que le dijo que si quería ser presidente tenía que cerrar el grifo del Ebro".

Para el jefe del Ejecutivo murciano, manifestaciones como la de hoy en Talavera de la Reina "se deben a la ausencia de una política nacional del agua", y criticó que "son lodos que vienen de aquellos polvos".

Así, señaló que "cuando llegamos a actuaciones tan importantes como el Plan Hidrológico Nacional y Rodríguez Zapatero lo suprimió, ahora nos encontramos con que en Castilla-La Mancha hay quien se plantea que, si fue tan fácil cerrar un acueducto que ya se había iniciado al amparo de una Ley, entonces, por qué no cerrar hoy otro acueducto que ya existe".

El presidente de la Comunidad recordó ante los agricultores y productores reunidos hoy en esta clausura que tuvo lugar en Torre Pacheco que "los murcianos llevamos pagando 30 años el agua que nos llega desde el trasvase Tajo-Segura" y se preguntó de nuevo "a qué infraestructuras se destina en Castilla-La Mancha este dinero".

Valcárcel concluyó que el sector agrícola regional "ha contribuido solidariamente al desarrollo económico y social de toda España y es además un sector que está a la cabeza del país en el buen y eficiente uso del agua".