El alcalde de Alburquerque (Badajoz) señala que "va a luchar hasta la última gota" por las renovables

Angel Vadillo
AYUNTAMIENTO DE ALBURQUERQUE
Actualizado 13/07/2012 15:38:53 CET

MÉRIDA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Alburquerque (Badajoz), Ángel Vadillo, ha indicado que "va a luchar hasta la última gota" para conseguir que el Gobierno de España dé "marcha atrás" en un "decreto" que, a su juicio, ha supuesto para su localidad la "pérdida" de cinco proyectos de energía termosolar capaces de producir 250 megavatios.

Vadillo, que se encuentra en huelga de hambre para reclamar la continuidad de las ayudas a las renovables, ha destacado que "tiene el cuerpo bastante cansado" pero que se "encuentra bien", al mismo tiempo que ha dicho que el "problema" de las renovables es el "desconocimiento" del sector energético en España y el "monopolio" de la energía.

Para el edil de este municipio pacense España "hace todo lo contrario" de lo que otros países europeos realizan como Alemania o Francia. "Será el único país que alarga la vida de la central nuclear que está amortizada", ha aseverado, informa el consistorio de Alburquerque en nota de prensa.

Para Ángel Vadillo el futuro de la región podría ser "muy distinto" haciendo una apuesta por las energías renovables que es, desde su perspectiva, lo que "tiene sentido y futuro" y que, ha dicho, "se quieren "cargar no por los intereses generales de los españoles, sino por los intereses particulares de los grandes monopolios".

MENSAJE A ALBURQUERQUE

El primer edil de Alburquerque ha lanzando un mensaje a su pueblo en el que les ha animado a que tengan "fe". En este sentido, ha aseverado que la gente "tiene que ser consciente" de que tener un sector "sobre el cual albergar las esperanzas de futuro o no tenerlo significa mucho".

En referencia a aquellos que, ha señalado, le están pidiendo que se "vaya" ha manifestado que "no" les va a dar "esa oportunidad" y que seguirá luchando por los intereses de Alburquerque hasta sus "últimas fuerzas". "Nadie va a influir en mí, yo tengo muy claro lo que estoy haciendo y lo digo de verdad", ha sentenciado.

Ángel Vadillo ha explicado que con la huelga de hambre que está realizando pretende que el Gobierno y mucha gente "recapaciten" y que "lejos de los conflictos se endurezcan y perduren en el tiempo" se pongan a negociar. "Estaré hablando hasta que se consiga que los proyectos de Alburquerque sigan adelante", ha finalizado.