Aragón ahorró en 2007 una energía equivalente a 2.500 toneladas de petróleo gracias a iniciativas medioambientales

 

Aragón ahorró en 2007 una energía equivalente a 2.500 toneladas de petróleo gracias a iniciativas medioambientales

Actualizado 22/01/2008 20:36:37 CET

ZARAGOZA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los ciudadanos aragoneses lograron ahorrar en el pasado año 2007 una cantidad de energía equivalente a 2.500 toneladas de petróleo, gracias al Plan Energético de Aragón (2005-2012) y a la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética en España (2004-2012)

Así lo han explicado hoy, en rueda de prensa, la directora general de Energía y Minas del Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Pilar Molinero, y el director de la Fundación Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), Antonio Valero Capilla.

Molinero señaló que, desde el Gobierno de Aragón, con diferentes iniciativas como el Plan Renove, se está concienciando a los ciudadanos sobre las ventajas energéticas, medioambientales y económicas que conlleva la sustitución de unas herramientas por otras y de esta manera, "se está logrando un mayor ahorro de energía".

Por lo menos, dijo, gracias a las subvenciones que el Gobierno de España ofrece y que cada comunidad autónoma gestiona se ha ahorrado un equivalente de 1.000 toneladas de petróleo que se suman a las 1.500 del Plan Renove.

Durante el 2007, dentro de esta iniciativa, "se sustituyeron 11.675 electrodomésticos en tan sólo dos meses y se logró ahorrar la energía equivalente a 1.000 toneladas de petróleo", detalló Molinero quien afirmó que "para el año 2008 se espera obtener los mismos resultados".

Con todos estos programas, afirmó Molinero, se pretende alcanzar "un ahorro del 20 por ciento en energía para el año 2020 tal y como ha reclamado la Unión Europea". Por ahora, Aragón ahorró durante el 2007 un 16 por ciento, "por lo que vamos por buen camino para conseguir el objetivo marcado por la Unión Europea".

Por su parte, el director de la Fundación CIRCE, Antonio Valero, señaló que el Valle del Ebro es una zona con un gran desarrollo tecnológico en ahorro de energía, y "me encantaría que en el año 2020 nos colocásemos en la vanguardia tecnológica en este aspecto, con la ayuda del Gobierno de Aragón al que estoy muy agradecido por su apoyo en este sentido".

El Plan Energético de Aragón ha llevado a cabo desde el 2005 diversas medidas como la promoción de lámparas de bajo consumo que ha pretendido "concienciar a los ciudadanos de las numerosas ventajas que ofrecen estos dispositivos", indicó Valero quien concretó que en las tres provincias aragonesas en el 2005 se repartieron de forma gratuita 5.500 lámparas de bajo consumo.

Éstas lámparas ahorran "3.500 megavatios de energía eléctrica, en sus 8.000 horas de funcionamiento de media que tienen, lo que evita una emisión a la atmósfera de más de 2.000 toneladas equivalentes de CO2", explicó Valero.

Además, dentro de este programa también se realizaron cursos para la formación de gestores energéticos municipales para que pudieran aplicar medidas de eficiencia energética en las instalaciones en las que trabajan. Estos cursos se impartieron en las tres provincias de Aragón en el año 2005 y 2006.

Por otro lado, Valero explicó que los agricultores a causa de su profesión consumen un alto nivel de electricidad y gas, por lo que el Plan Energético de Aragón también contempla una medida destinada a desarrollar acciones formativas concretas en técnicas de uso eficiente de la energía en el sector agrario.

Para el año 2008 se ha programado 48 charlas, de las cuales 30 se realizarán hoy, día 22 de enero. Con esta iniciativa, "se espera formar 960 agricultores y ganaderos en los pueblos de Zaragoza, Huesca y Teruel", indicó Antonio Valero.

CONDUCCIÓN EFICIENTE.

Además de estas medidas, el Gobierno de Aragón y la Fundación CIRCE han proyectado una serie de cursos de conducción eficiente con el objetivo de fomentar un nuevo estilo de conducción de los turismos. Valero aseguró que con esta medida se puede llegar a ahorrar en un vehículo medio entre 115 y 200 litros de combustible al año dependiendo de si es de gasolina o diesel. En el 2005 participaron en estos cursos, 342 alumnos; en 2006, 840 y desde el 21 de noviembre del 2007 hasta junio de 2008 se llegará a los 210 cursos.

La conducción eficiente, indicó Valero, consiste en cambiar de marcha de una forma más rápida de tal manera que se evita el acelerón y se aprovechan las inercias del turismo y en conducir en cuarta o incluso en quinta a una velocidad de 60 kilómetros por hora.

En una prueba realizada hoy, ante los medios de comunicación, se demostró como en una misma distancia, 1,8 kilómetros, se consumió la mitad de combustible conduciendo de una manera eficiente y además se logró aumentar la velocidad.

Los conocimientos de esta nueva forma de conducir también han sido impartidos a aquellos profesionales que trabajan con vehículos industriales a los que acudieron en el año 2006, 267 alumnos y en el año 2007, 273 personas.

Por último, Valero explicó que también se ha desarrollado un conjunto de actuaciones de formación y difusión en certificación energética de edificios, con el objetivo de dar a conocer a todos los agentes de este sector los aspectos básicos para ahorrar energía en los edificios.

En el año 2007, el director de la Fundación CIRCE resaltó que se programaron doce jornadas informativas, catorce cursos de Formación Específicos y tres cursos de Formación de Formadores. Hasta la fecha, se han desarrollado seis jornadas informativas a las que asistieron más de 300 personas y dos cursos de Formación Específicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies