Casi la mitad de hectáreas arrasadas en 2011 ardieron en octubre

Hectáreas Afectadas Por El Incendio De Cartagena
AYUNTAMIENTO DE CARTAGENA
Actualizado 14/11/2011 18:56:50 CET

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El fuego ha arrasado un total de 80.113 hectáreas en lo que va de año, un 32,07 por ciento más que entre el 1 de enero y el 31 de octubre del año anterior, cuando ardieron 54.418 hectáreas. De esta cantidad, el 44,25 por ciento (35.457 hectáreas) ardieron durante el mes de octubre, según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM).

Así, en esta treintena se registraron 4 grandes incendios (más de 500 hectáreas), con lo que la cifra de estos grandes fuegos supera en una unidad a los que se produjeron en 2010 (11 grandes incendios) desde enero hasta finalizar el décimo mes del año.

En lo que va de ejercicio, se han producido un total de 15.397 siniestros frente a los 11.745 del ejercicio anterior hasta el 31 de octubre. Sin embargo, la cifra está por debajo de los 16.299 siniestros de la media del decenio.

Del total de incendios, 10.284 fueron conatos (menos de una hectárea); frente a los 7.622 del año pasado y 5.113 fueron incendios (más de 1 hectárea), frente a los 3.853 incendios del pasado año a fecha de 31 de octubre.

Por tipo de vegetación, han ardido 58.183 hectáreas de matorral y monte abierto; 17.698 hectáreas de superficie arbolada y 4.231,44 hectáreas de pastos y dehesas, que en suma afectaron al 0,290 por ciento del total del territorio nacional.

En cuanto a la distribución de los fuegos, el 62,11 se produjo en las regiones del noroeste; el 24,28 por ciento en las comunidades interiores; el 13,04 por ciento, en el Mediterráneo y el 0,58 por ciento en Canarias.

Del total de la superficie forestal quemada, el 77,88 por ciento se quemó en el noroeste; el 11,27 por ciento en las comunidades interiores y el 10,76 por ciento en el Mediterráneo. Respecto a la superficie arbolada, el 63,37 por ciento ardió en el noroeste; el 22,69 por ciento en el Mediterráneo y el 13,92 por ciento, en las comunidades interiores.

Hasta que comenzó el mes de octubre, 2011 estaba siendo el mejor año de la década (2001-2011) en materia de incendios, sin embargo, con la incidencia del fuego en esta treintena, el ejercicio actual (hasta 31 de octubre) pasa al quinto puesto del decenio por detrás de 2008, 2010, 2001 y 2007.

CLIMATOLOGÍA ADVERSA: CALOR Y POCAS LLUVIAS

Este mes con elevadas cifras de incendios se produce fuera del periodo tradicional de la campaña contra el fuego, que suele finalizar el 30 de septiembre y con una climatología más cálida y seca de lo habitual para el mes de octubre.

En este sentido, la Agencia Estatal de Meteorología ha explicado que el mes de octubre de 2011 ha tenido un carácter "muy cálido" en toda España, ya que la temperatura media ha sido 2,1 grados centígrados superior al valor normal y ha tenido, en su conjunto, un carácter seco.

Asimismo, la primera quincena fue "extraordinariamente cálida", ya que las temperaturas fueron entre 3 y 4 grados centígrados por encima de los valores habituales en esta treintena, según datos de AEMET facilitados a Europa Press, que añaden que la temperatura media de las máximas fue 6 grados centígrados por encima de lo normal.

En este contexto, el portavoz de la AEMET ha indicado a Europa Press que durante el mes de octubre se han registrado un 35 por ciento menos de las lluvias medias normales de este mes para el periodo de referencia (1971-2000). Por ello, ha sido "el octubre más seco desde 1998 para el conjunto de España".

Rivera ha precisado también que las lluvias "solamente" superaron los valores normales en la mayor parte de Galicia, en la zona más occidental del Sistema Central, suroeste de Andalucía, nordeste de Cataluña y La Palma. Por su parte, las precipitaciones fueron "en torno a las normales" en el centro, centro y norte de Andalucía y sur de Valencia, mientras que en el resto de la Península octubre fue seco e incluso "muy seco" en áreas de País Vasco, La Rioja, Navarra y Murcia. En Baleares fue de seco a muy seco, mientras que en Canarias tuvo un carácter húmedo en La Palma y Lanzarote y seco en el resto del archipiélago.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies