La CE da el primer paso para intensificar lucha contra especies invasoras como mejillón cebra y alga caulerpa

MEJILLON CEBRA
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 15:04:45 CET

Cifra en hasta 12.000 millones de euros anuales los daños que provocan en el ecosistema europeo

BRUSELAS, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea ha dado este miércoles el primer paso para intensificar la lucha contra especies invasoras, incluidas algunas que afectan directamente a España como el mejillón cebra y el alga caulerpa, al abrir una consulta pública para recabar las opiniones de las partes interesadas sobre las medidas "más eficaces" para combatir sus efectos negativos para la diversidad biológica autóctona europea.

Más de 11.000 especies no autóctonas han sido localizadas en la actualidad en Europa, de las cuáles entre el 10 y el 15 por ciento se convierten en especies invasoras, poniendo en riesgo no sólo la flora y fauna autóctona en los distintos Estados miembros, sino también los cultivos y la propia salud humana.

Algunas especies no autóctonas como la patata o el tomate sí han logrado ser introducidas con éxito, pero las especies invasoras constituyen ya la segunda amenaza principal para la biodiversidad, sólo por detrás de la pérdida de hábitats.

"Las medidas existentes para impedir que entren a nuestro territorio y se propaguen están fragmentadas y no son suficientes para reducir los riesgos de manera sustancial", advierte el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

En este sentido, el comisario europeo de Medio Ambiente, Janez Potocnik, ha reconocido que "ha llegado el momento de encontrar una política eficaz para contrarrestar la amenaza creciente" de las especies invasoras tras cifrar los daños que provocan en el ecosistema autóctono en Europa en "hasta 12.000 millones de euros por año".

Bruselas prevé además un aumento de las especies invasoras con el aumento de los desplazamientos y flujos comerciales. Para paliar el problema, el Ejecutivo comunitario está estudiando nuevas vías para combatir el problema centradas en la prevención, la detección temprana y en garantizar una respuesta rápida cuando aparecen estas especies invasoras y, como último recurso, cómo garantizar su erradicación o gestión, con el objetivo de minimizar los impactos negativos antes de presentar propuestas formales este año.

Por ello, recabará las opiniones de todas las partes interesadas de aquí hasta el 12 de abril sobre las maneras "más eficaces" para combatir el problema, incluidas posibles restricciones comerciales, medidas de erradicación posibles y para restaurar ecosistemas dañados, además de esquemas de etiquetado y mecanismos de supervisión, antes de presentar propuestas concretas más adelante este año.