Cerca de 12.000 personas piden a Tejerina que luche por mejorar la pesca de profundidad

Sepia común, especie sin protección.
CARLOS SUÁREZ/ OCEANA
Publicado 01/10/2015 12:05:12CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Coalición para la Conservación de las Aguas Profundas (DSCC, por sus siglas en inglés), Ecologistas en Acción, Greenpeace, Oceana y WWF, han entregado a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, una petición firmada por 11.737 ciudadanos en la que piden urgentemente que se elabore un mejor reglamento de la pesca en aguas profundas en el Atlántico Nororiental.

La petición coincide con una reunión de los gobiernos de la Unión Europea para debatir este asunto. Las ONG denuncian que las negociaciones sobre el reglamento han estado "plagadas de retrasos" ya que la Comisión Europea fue emitida en julio de 2012, sometida a votación del Parlamento Europeo en diciembre de 2012, pero el Consejo de Ministros de Pesca de la UE sigue sin acordar su posición.

Los Veintiocho se reúnen este jueves para intentar llegar a un a conclusión. En la petición entregada a Tejerina, los firmantes y las ONG urgen a los gobiernos europeos, en especial a España, que sean "proactivos" para acordar sin más retraso un nuevo reglamento de pesca en aguas profundas que garantice tanto la conservación de las
especies como de los ecosistemas.

En este sentido, el científico marino de Oceana, Javier López, cree que España, como "líder" de estas pesquerías tiene también "la responsabilidad" de mantener las especies y los ecosistemas de aguas profundas "en buen estado de conservación".

En la actualidad, Luxemburgo, que ostenta actualmente la presidencia en el Consejo de la UE, se ha comprometido a avanzar esta negociación y presentó una propuesta de compromiso que, entre otras disposiciones,
incluye un límite de profundidad para el uso de la pesca de arrastre de fondo.

Según estas ONG, los barcos arrastreros españoles en el Atlántico Nororiental capturan granadero de roca como especie objetivo, especie de aguas profundas que la UICN clasifica en su lista roja como en peligro.

Desde WWF, Raúl García considera que la limitación de uso en base a una profundidad es una "medida eficaz tanto para la conservación de los ecosistemas vulnerables como para minimizar la captura accidental de especies no deseadas, algunas tan vulnerables como los tiburones de profundidad", tal y como señala un reciente estudio científico y recuerda que ya existen medidas similares en el Mediterráneo.

Por su parte, el coordinador de la DSCC en España, Alex Bartolí, ha señalado que "congelar" la huella pesquera es sólo una medida complementaria para la protección de estos ecosistemas. "Necesitamos medidas más estructuradas y sistematizadas para la localización y mapeo de los ecosistemas vulnerables, incluso dentro de la huella pesquera", ha agregado.

Mientras, la responsable de océanos y pesca de Greenpeace, Celia Ojeda, ha subrayado que las artes de pesca "más lesivas" para este entorno, como el arrastre de profundidad o las redes agalleras "deben ceder prioridad a artes de pesca más selectivas y menos destructivas".

Finalmente, el responsable del área internacional de Ecologistas en Acción, Samuel Martín-Sosa, ha subrayado que el apoyo mostrado por la ciudadanía española a la petición es un "mensaje claro" para el Gobierno de la "preocupación por las prácticas pesqueras poco y mal reguladas en las aguas profundas".