La CHG traslada este miércoles el nuevo Plan Hidrológico al Consejo del Agua y al Comité de Autoridades Competentes

Obras Contra Inundaciones Al Paso Del Guadalquivir Por Alcolea
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA
Actualizado 19/09/2012 9:50:15 CET

El Comité de Autoridades abordará desde "el punto de vista de la planificación hidrológica" el dragado de profundización del río

SEVILLA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha remitido este martes la propuesta de proyecto del Plan Hidrológico para su ratificación en el Consejo del Agua de la Demarcación, que se reunirá este miércoles en Sevilla. De ser ratificado por este órgano, el nuevo Plan pasará a ser abordado por el Comité de Autoridades Competentes, que también se celebrará este miércoles y que elevará la propuesta al Consejo Nacional del Agua.

El documento se someterá a votación este miércoles y será remitido al Consejo Nacional del Agua para su aprobación definitiva, un paso que permitirá establecer un marco normativo para la gestión del agua persiguiendo el equilibrio de la cuenca desde un planeamiento más sostenible. Según ha informado la CHG en una nota, el nuevo Plan da un salto cualitativo desde una perspectiva más ambiental con respecto al anterior, vigente desde 1998.

La nueva planificación, influenciada por la Directiva Marco del Agua, incorpora la necesidad de compatibilizar la consecución del buen estado de las aguas superficiales y subterráneas además de atender las demandas existentes, llevando a cabo una gestión racional y sostenible del recurso.

Estos objetivos pasan por incrementar las disponibilidades del agua, proteger su calidad, economizar su empleo y racionalizar sus usos en armonía con el medio ambiente y los demás recursos naturales. En este sentido, el nuevo Plan establecerá los criterios necesarios para llevar a cabo una gestión integrada del agua bajo criterios de sostenibilidad.

En este sentido, como una de las principales novedades que aporta el Plan destaca la imposición a los distintos usuarios de unas eficiencias mínimas que determinarán las dotaciones brutas de agua para cada uno de los usos hídricos. Con ello, los usos agrarios y de abastecimiento a las poblaciones deberán hacer un uso más eficiente del agua e incorporar mejoras para su modernización, si bien los núcleos urbanos inferiores a 50.000 habitantes dispondrán de una moratoria temporal para ajustar sus infraestructuras.

REORGANIZACIÓN DE LOS SISTEMAS DE EXPLOTACIÓN

En el nuevo documento se establece también una reorganización de los sistemas de explotación. En aras al equilibrio territorial en la totalidad de la demarcación, la CHG ha desarrollado un intenso trabajo con el fin de integrar en un sistema único la mayor extensión posible de la cuenca, lo que permitirá ofrecer las mismas garantías a los distintos usuarios apostando por una gestión basada en la unidad de cuenca.

Por este motivo, se reducen de 15 a ocho los sistemas de explotación incorporando al Sistema de Regulación General todos los territorios con capacidad de interconexión entre sí. De esta forma, el 73 por ciento de la demarcación quedará integrado en el Sistema de Regulación General, mientras que se establecen los sistemas parciales de explotación del Guadiamar, el de abastecimiento a Sevilla, abastecimiento de Córdoba, abastecimiento de Jaén, Hoya de Guadix, Alto Genil y Bembézar-Retortillo.

Por otro lado, el nuevo Plan Hidrológico da un salto cualitativo en la implantación de los caudales ecológicos como una restricción impuesta a los sistemas de explotación. Debido a la problemática de la escasez de agua existente en la cuenca se hace "imprescindible" determinar los caudales que deben circular en la misma para alcanzar los objetivos medioambientales marcados por el Plan Hidrológico.

En este sentido, y tras un intenso proceso de concertación llevado a cabo con los agentes interesados --administraciones competentes, expertos, asociaciones agrarias, sector energético, comunidades de regantes, organizaciones conservacionistas y otras organizaciones sociales-- se han determinado los caudales mínimos circulantes a lo largo de toda la cuenca del Guadalquivir, así como los caudales máximos en algunos puntos significativos.

El nuevo Plan Hidrológico conforma un extenso documento en el que, además, se identifican y delimitan las masas de agua que conforman la demarcación del Guadalquivir --ríos, embalses, lagos, aguas subterráneas, aguas de transición y aguas costeras-- y sobre ellas se definen los objetivos medioambientales que se deben alcanzar.

Asimismo, el nuevo documento recoge el inventario de recursos y presiones existentes en la cuenca del Guadalquivir y se cuantifican los volúmenes de agua que demandan los diferentes usos presentes en la cuenca. A partir de ello se determinan las dotaciones para cada uno de ellos --abastecimiento, agricultura, usos industriales y otros usos--.

El Plan Hidrológico de la Demarcación del Guadalquivir está acompañado de un Programa de Medidas que deberán ser adoptadas por las diferentes administraciones implicadas para la consecución de los objetivos de la planificación hidrológica. Estas medidas pretenden dar respuesta a los problemas derivados de la contaminación puntual, la contaminación difusa, la satisfacción de las demandas, la recuperación ambiental, el incremento de la eficiencia, la protección y recarga de los acuíferos, la prevención de sequías e inundaciones y la mejora del conocimiento y la gobernanza en la gestión del agua.

La inversión para el periodo comprendido entre 2009 y 2015 para el Programa de Medidas supone un total de 1.738 millones de euros, lo que equivale a unos 400 euros de inversión por habitante de la demarcación, con unos costes de explotación y mantenimiento anuales de 239 millones de euros.

EL DRAGADO, AL COMITÉ DE AUTORIDADES COMPETENTES

Una vez reciba el informe favorable del Consejo del Agua de la Demarcación, la propuesta de proyecto del nuevo Plan pasará al Comité de Autoridades Competentes, que se reúne también este miércoles.

Dicho Comité, órgano de participación de la cuenca, en el que están representados el Gobierno y las comunidades autónomas de Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia, abordará el Plan, que recoge algunas consideraciones sobre el estuario del Guadalquivir, por lo que se analizará, desde "el punto de vista de la planificación hidrológica" el proyecto de dragado de profundización del río Guadalquivir promovido por el Puerto de Sevilla, que ha sido invitado a la reunión, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Autoridad Portuaria.

En este sentido, cabe recordar que la organización ecologista WWF solicitó por carta al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y a la CHG poder acudir al Comité de Autoridades Competentes como "observadores", así como que se invitase al mismo al coordinador de la Comisión Científica, Hermelindo de Castro, y a los investigadores Miguel Ángel Losada y Javier Ruiz, coordinadores del estudio 'Propuesta Metodológica para Diagnosticar y Pronosticar las Consecuencias de las Acciones Humanas en el Estuario del Guadalquivir'.

El responsable de la Oficina para Doñana de WWF, Juan José Carmona, ha confirmado a Europa Press que finalmente no han sido invitados a la reunión del Comité de Autoridades Competentes, pues, según afirma, "la CHG no va a invitar a nadie que no sea autoridad".

No obstante, desde WWF solicitan a la CHG y al Ministerio que se abra "un proceso transparente y participado con luz y taquígrafo para abordar un plan de restauración del río".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies