Ciudadanos pide reformar el Plan Hidrológico con previsión a las consecuencias del cambio climático

Sequía
EUROPA PRESS/MUNICIPIOS RIBEREÑOS
Publicado 17/01/2018 15:08:14CET

   MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Ciudadanos ha reclamado al Gobierno una reforma del Plan Hidrológico Nacional que cuente con los escenarios previsibles en torno al cambio climático, en materia de recursos hídricos. El objetivo, según apuntan los naranjas, es garantizar la plena disponibilidad del agua en todo el territorio y para todos los ciudadanos a través de una gestión eficiente basada en criterios eminentemente técnicos.

   A través de una proposición no de ley registrada en el Congreso, los de Albert Rivera señalan que esta reforma ha de cubrir diferentes áreas de actuación, como es el futuro del agua en España, la articulación nacional de los recursos hídricos en un contexto de incertidumbre climatológica, la adaptación de la infraestructura hidráulica a los riesgos y condicionantes del clima, o la problemática del mantenimiento y conservación de las obras e instalaciones actualmente en servicio.

   Pero además, la formación naranja busca en este texto, recogido por Europa Press, la producción y consumo de agua no natural en España, la colaboración público-privada en el sector, la ordenación de los servicios urbanos, los costes y precios del agua o el impulso a la innovación, desarrollo e implantación de nuevas tecnologías en el ciclo hidrológico.

   Desde Ciudadanos alertan que la problemática hídrica, asociada a los escenarios previsibles del cambio climático, "no puede menospreciarse ni sustraerse por más tiempo de las acciones que configuran la política hidráulica" del país. A su juicio, el debate público en torno al agua "es, actualmente, en España débil y circunstancial".

AUMENTO DE LA SEQUÍA HASTA 2100

   "Los expertos en la problemática del cambio climático prevén una disminución en España durante los próximos años (2011-2040) de dos variables muy importantes del ciclo: la aportación de agua en régimen natural (precipitaciones), que se reduciría en un 5 por ciento; y del agua de lluvia que circula libremente sobre la superficie de un terreno (escorrentía), que lo haría en un 8 por ciento", apuntan los naranjas en su propuesta.

   En el texto advierte que, a partir de 2040, la disminución sería aún más acusada. Así en el periodo 2041-2070 se prevé una caída del 9 y el 16 por ciento, respectivamente; mientras que entre 2071 y 2100 la bajada se contabiliza en un 17 por ciento en relación a las precipitaciones y un 26 por ciento en escorrentías.

   "Por tanto, es preciso situar la preocupación por el futuro del agua en el centro de la agenda política y de las administraciones públicas e involucrar en el debate a la sociedad civil, a las organizaciones sectoriales y profesionales concernidas", insiste la formación naranja, que ve en un nuevo Plan Hidrológico, el "instrumento idóneo" para poner fin a esta situación.