La Confederación del Júcar revisa el proyecto de presa de Alcamines

Actualizado 18/05/2012 19:47:49 CET

TERUEL, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), Ángeles Ureña, ha asegurado en Teruel que la institución está analizando de nuevo el proyecto de la presa de Los Alcamines, sobre el río Alfambra, puesto que, a pesar de que está incluida en las obras del Pacto del Agua, tanto su construcción como el posterior coste del agua son muy elevados.

Ureña ha visitado Teruel donde el alcalde, Manuel Blasco, se ha comprometido a poner solución al problema que presentan las piscinas de dos clubes privados de la ciudad, que necesitan de un sistema de bombeo para dar salida a las aguas residuales sin dejarlas directamente en el río, sin depurar.

En declaraciones a los medios de comunicación, Ureña ha reconocido que la construcción de la presa de Los Alcamines está "condicionada por el escenario presupuestario".

A pesar de que se trata de una obra incluida en el Pacto del Agua de Aragón, la presidenta de la CHJ ha recordado que "es costosa en la ejecución, pero también en la explotación y el mantenimiento, así como en el coste del agua para los usos". Por eso, ha indicado que están estudiando de nuevo el proyecto "para ver cómo sería más viable".

En cuanto a la presa de Mora de Rubielos, Ureña ha indicado que "las obras acabaron a finales del año pasado" y una vez que se ha implantado el Plan de Emergencia, "se ha empezado el llenado muy recientemente", unos trabajos que confía en que "saldrán bien".

La presidenta de la CHJ ha señalado que después de que la CHJ haya invertido "unos 27 millones de euros en los últimos años" y en proyectos variados, "tenemos que seguir apostando por eso, con una limitación que nos viene impuesta por la situación actual". De ahí que haya asegurado que "hay que priorizar y mirar con lupa cada actuación, pero Teruel va a estar ahí".

ABASTECIMIENTO A TERUEL

Ángeles Ureña ha asegurado que el pantano del Arquillo de San Blas, en la capital turolense, "afortunadamente tiene casi el máximo de agua que puede tener en esta época, así que el abastecimiento a Teruel está garantizado".

No obstante, ha recordado que puesto que este año ha llovido poco "hay que ser rigurosos en el uso del agua, siempre hay que serlo, y cuando llueve muy poco, más".

En este sentido, el alcalde de la ciudad, Manuel Blasco, ha reconocido que "me quedo más tranquilo" puesto que el agua "es una de las principales preocupaciones de un Ayuntamiento".

Por otro lado, el primer edil ha explicado que la CHJ ha remitido a dos clubes privados de la ciudad, el de la Moratilla y el Club de Tenis, un requerimiento de cierre de sus piscinas porque "están vertiendo las aguas al río sin depurar".

A pesar de que Blasco reconoce como "lógico" el proceso, se ha mostrado convencido de que "no habrá problema para abrir este verano", porque el Ayuntamiento de Teruel "se ha comprometido" a llevar a cabo las obras necesarias para solucionar el problema.

En este sentido, ha señalado que la pasada legislatura el consistorio turolense "hizo toda la obra para resolver el problema, a falta de una estación de bombeo para llevar el agua a la depuradora de Villaspesa".

Ahora, el Ayuntamiento "se ha comprometido a acometer esa obra que es mínima" y que ejecutará la empresa adjudicataria del servicio de agua de la ciudad, Aguas de Teruel, quien "ya la tiene presupuestada y la orden de hacerla, puede ser cuestión de semanas porque la canalización ya está hecha".

El coste de los trabajos correrá a cargo de la empresa, que debía destinar más de dos millones de euros a la mejora de las instalaciones, de forma que "no le va a costar ni un euro al Ayuntamiento".

Finalmente, Manuel Blasco ha señalado que tratarán de negociar con la Confederación el canon anual que debe abonar el consistorio a este organimo porque "este año es superior al año pasado".