El Congreso insta al Gobierno a identificar los puntos negros de atropellos de linces en las carreteras

Publicado 20/02/2018 16:51:30CET

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Seguridad Vial y Movilidad Sostenible del Congreso ha aprobado una proposición no de Ley de Unidos Podemos por la que insta al Gobierno a identificar, en el plazo máximo de un año, los puntos negros de atropellos de fauna salvaje en las carreteras españolas, especialmente aquellos en los que persisten y aumentan los atropellos a linces ibéricos.

El texto, fruto de una transaccional entre Unidos Podemos y PSOE, ha sido apoyado por todos los grupos salvo el PP y pide también al Ejecutivo un proyecto para cada uno de los puntos negros identificados en los tramos de carretera, tanto estatales como regionales, encaminado al establecimiento de los pasos inferiores y superiores necesarios, con las características y dimensiones adecuadas, a la vez que se impermeabiliza el vial para los animales, de tal manera que se redirija a la fauna hacia esos pasos.

Asimismo, reclama que se destine una partida económica anual para ejecutar medidas que permitan evitar esos atropellos, y establecer planes de seguimiento anual para determinar si las medidas adoptadas están proporcionando los resultados esperados, esto es, reducir al mínimo el número de atropellos de mamíferos en esos tramos, y, en su caso, introducir en las mismas, modificaciones o llevar a cabo medidas adicionales.

En el caso específico del atropello de linces ibéricos, el documento pide ejecutar en el plazo máximo de tres meses, los convenios de actuación firmados hasta la fecha para la protección de la especie, así como las partidas anunciadas desde 2015 (un plan de 2,5 millones, del que sólo se ha invertido cinco veces menos de lo prometido).

SEIS LINCES MUERTOS EN LO QUE VA DE 2018

Según datos de la organización WWF, este lunes se encontró muerto por atropello otro lince, el sexto en lo que va de año. En 2017 se registró el mayor número de linces atropellados de la historia, con 31 animales muertos, 12 de ellos perdieron la vida en carreteras de competencia estatal.

WWF denuncia que esta situación se mantiene desde 2014, por lo que, en una carta remitida al Secretario General de Infraestructuras del Ministerio de Fomento y a la Secretaría de Estado de Medio Ambiente del MAPAMA, ha reclamado que se pongan en marcha las obras prometidas a la mayor brevedad posible pero también que se desarrolle un Plan Nacional de Permeabilización de Infraestructuras, que permita abordar el problema a gran escala y a medio y largo plazo.

"Es necesario abordar el problema de los atropellos a una escala mayor y desarrollar una plan estatal que permita abordar el problema de las principales especies de fauna protegidas y, además, que garantice el cumplimento de la nuevas políticas europeas como la Estrategia Europea de Infraestructura Verde adoptada en 2013 por la Comisión Europea", ha dicho en declaraciones a Europa Press el responsable de Especies de WWF, Luis Suárez.

REBAJA DE FISCALIDAD DE LAS BICICLETAS

Por otro lado, en la misma Comisión se ha aprobado, pese a los votos en contra de PP, una proposición no de ley del PSOE para mejorar la fiscalidad de la bicicleta, tanto convencional como eléctrica.

La iniciativa insta al Gobierno a incluir en el Decreto del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad sobre el Plan MOVEA, correspondiente a 2018, a la bicicleta eléctrica de pedaleo asistido mediante una batería, como uno más de los vehículos eléctricos que podrán beneficiarse de la concesión de subvenciones directas destinadas a su adquisición.

Además, pide analizar y evaluar la aplicación del tipo reducido del IVA del 10% a las entregas de bicicletas convencionales y eléctricas de pedaleo asistido, solicitando, en su caso, a las instituciones europeas correspondientes a la modificación de la Directiva Europea relativa al sistema común del IVA, para añadir dicho supuesto en la lista de entregas de bienes y prestaciones de servicios que pueden estar sujetas a los tipos reducidos del IVA.

Igualmente, apunta a la necesidad de analizar y evaluar la posibilidad de considerar como renta en especie exenta las ayudas que las empresas destinen para la adquisición y/o utilización de bicicletas, convencionales o de pedaleo asistido, por parte de sus empleados.