Diputación de Álava afirma que el PNV nunca ha planteado el cierre de Garoña en BBK o Kutxabank

Marta Alaña (A La Izquierda).
EUROPA PRESS
Actualizado 21/02/2012 14:23:09 CET

Afirma que hay que estar "dispuestos" a clausurar la planta si se comprueba que no cumple las exigencias de seguridad

VITORIA, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

La teniente de diputada general de Álava, Marta Alaña, ha asegurado que no le "consta" que ninguno de los consejeros del PNV en BBK o Kutxabank hayan planteado nunca el cierre de la central nuclear de Garoña (Burgos), en cuyo accionariado participa el banco surgido de la integración de BBK, Kutxa y Caja Vital.

Alaña, en la rueda de prensa posterior al Consejo de los Diputados, ha cuestionado la actitud del PNV en torno al futuro de la planta, ubicada en Burgos pero muy cercana a varios municipios alaveses.

Este pasado lunes, el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, aseguró que si el PNV realmente quiere cerrar Garoña -cuya vida útil está prevista hasta 2013, pero que el Gobierno central quiere prorrogar- "puede hacerlo". Según argumentó, esto es posible porque controla Kutxabank, que es "accionista de referencia" de Iberdrola, empresa que comparte a partes iguales con Endesa la propiedad de Garoña a través de Nuclenor.

El partido 'jeltzale', que ha expresado su rechazo a prolongar la actividad de la planta, denunció posteriormente que "decir que el PNV manda en Iberdrola a través de Kutxabank, cuando la caja cuenta con una participación en Nuclenor que no llega al tres por ciento es falso e irresponsable".

Este martes, Alaña ha insistido en las críticas a la actitud del partido presidido por Iñigo Urkullu. Según ha explicado, "a lo largo de la historia, tanto la BBK, que ha estado tradicionalmente controlada por el PNV, como ahora Kutxabank, ha estado presente en el accionariado de Nuclenor".

No obstante, ha afirmado que ni a ella ni al Gobierno foral les "consta" que "en algún momento" los consejeros designados por el PNV en BBK o Kutxabank "hayan planteado la decisión empresarial del cierre de la central".

Por otra parte, ha recordado que la posibilidad de alargar la vida útil de las centrales nucleares se deriva de una enmienda a la Ley de economía sostenible aprobada en la legislatura anterior, una propuesta que, según ha destacado, "fue votada por el PNV".

"PRECAUCIÓN"

La mencionada enmienda que fue aprobada el año pasado permitía alargar la vida útil de las centrales nucleares más allá de los 40 años, el límite fijado hasta ahora por el Gobierno. Aquella propuesta salió adelante con el apoyo de PSOE, PP, CiU y PNV.

La teniente de diputado general ha asegurado que la postura que ha mantenido el Ejecutivo foral en torno al futuro de Garoña es que en este tema hay que actuar con "precaución". Alaña ha recordado que el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) ha dado el visto bueno a la continuidad de la central, tras lo que ha pedido que no se "frivolice" con el papel de este organismo.

De todas formas, ha asegurado que hay que estar "dispuestos" a clausurar la planta si en algún momento se comprueba que no cumple con las exigencias de seguridad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies