Ecologistas denuncian varias concesiones de chiringuitos en Málaga

Actualizado 28/04/2011 20:09:53 CET

VÉLEZ-MALAGA (MÁLAGA), 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (GENA-Ecologistas en Acción) ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente y del Defensor del Pueblo Andaluz contra algunas de las autorizaciones y concesiones de chiringuitos que están otorgando en la provincia de Málaga la Dirección General de Costas y la Junta de Andalucía, a instancias de los ayuntamientos, al entender que dichas autorizaciones podrían incurrir en un fraude de ley.

El presidente de GENA, Rafael Yus, ha advertido de las "ilegalidades por falsedad documental" que se pueden estar produciendo en la tramitación de estas concesiones, a raíz del nuevo contexto legal que rige sobre los chiringuitos, tras el traspaso de competencias en materia de autorizaciones desde el Ministerio de Medio Ambiente hacia la Junta de Andalucía.

Yus ha indicado en un comunicado que, en este nuevo marco legal, la Dirección General de Costas mantiene la potestad de otorgar concesiones a instalaciones de más de 20 metros cuadrados, pero es la Junta, a propuesta de los ayuntamientos, quien autoriza los chiringuitos con una superficie menor o igual a 20 metros cuadrados.

Según el colectivo, esta circunstancia está siendo aprovechada por los ayuntamientos para tratar de encajar en la legalidad chiringuitos cuya superficie supera ampliamente los 20 metros cuadrados, "por lo que se pueden estar produciendo ilegalidades por falsedad documental al no declararse las superficies reales de cada chiringuito".

GENA ha precisado que la problemática detectada "es general para toda Andalucía", y ha puesto como ejemplo de ella al municipio malagueño de Rincón de la Victoria, y más concretamente a una franja costera "virgen y con alto valor paisajístico" de unos dos kilómetros de longitud, situada en el núcleo de población de Torre de Benagalbón.

Según Yus, en este paraje existen actualmente 14 chiringuitos en la playa, de los que 12 ocupan más de 200 metros cuadrados, por lo que ya se quedaron sin autorización en 2009 y 2010 al superar las dimensiones máximas permitidas, y sólo dos tienen menos de los 20 metros cuadrados que les habilitan a ser autorizados por la Junta y no por Costas.

No obstante, los ecologistas han asegurado que el Ayuntamiento de Rincón ha aprobado una propuesta de concesiones para el próximo verano, "por la cual quiere legalizar en esta zona todas las edificaciones ilegales en la playa, y propone colocar 13 chiringuitos fijos, más tres quioscos no desmontables con terraza, es decir 16 establecimientos fijos".

A estas 16 instalaciones habría que añadir otra existente en zona de servidumbre, "lo que hace un total de 17 chiringuitos en sólo 2,3 kilómetros de playa, una media de un chiringuito cada 135 metros, cuando la mínima distancia debe ser de 200 metros", ha lamentado Yus.

Según GENA, al menos tres chiringuitos a los que la Junta ha dado su visto bueno de cara al próximo verano diligencias abiertas en la Fiscalía de Medio Ambiente por posibles delitos contra la ordenación del territorio y, al menos, cinco quioscos tienen resolución firme por parte de la Demarcación de Costas para el levantamiento de las instalaciones.

Los ecologistas han afirmado que todas las irregularidades que se están cometiendo en este proceso de concesión de autorizaciones aprovechando el nuevo contexto legal "podrían representar delitos de prevaricación, falsedad documental y contra el medio ambiente". Además, han indicado que dichas autorizaciones "se están haciendo sistemáticamente sin calificación ambiental y sin exposición pública".

Por ello, entienden que las instituciones competentes en la materia "podrían estar incurriendo, con total falta de transparencia, en un delito de prevaricación, ya que han estado actuando de espaldas a las leyes de prevención ambiental, pues tienen la obligación de incorporar todo este proceso de evaluación ambiental al expediente de concesión o autorización de chiringuitos e incluir un proceso de información pública".

A raíz de esta situación, GENA ha interpuesto las correspondientes denuncias para depurar las posibles responsabilidades penales existentes, al tiempo que ha solicitado "que se clarifique el estatus de legalidad de todos los chiringuitos de Rincón de la Victoria en particular, y de todo el litoral de Málaga en general".